El principal indicador bursátil de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, tuvo su peor pérdida semanal del año entre el 9 y el 16 de agosto, con una corrección de 2.68%, que en términos de capitalización bursátil se tradujo en una reducción de 88,959 millones de pesos. El valor de mercado de las 35 firmas que engloban el índice se redujo de 6.037 billones de pesos a 5.948 billones, para la semana que concluyó el viernes pasado.

El viernes el IPC cerró en 39,339.55 puntos, en una semana de pérdidas en la que terminó el viernes con alza de 1.98 por ciento.

“La caída en la BMV continuó exacerbada por la incertidumbre local, con lo que el IPC rompió la barrera de 39,000 puntos, hacia su peor nivel en los últimos cinco años”, dijo el área de análisis bursátil de Banorte en un documento para sus inversionistas.

Pero, la caída podría representar un punto de entrada en términos de valuaciones con descuentos, consideró Alejandra Marcos, directora de análisis de Intercam Casa de Bolsa.

“El índice luce barato en términos de valuación. Sin embargo, dados los riesgos internos y externos, pudiéramos ver incluso mejores precios. Hay ciertas valuaciones de empresas cuyos castigos han sido mayúsculos y no obedecen a fundamentales. Eso pudiera ser un indicador de que los inversionistas esperan un mejor momento para aumentar posiciones, dada la posibilidad de que se cristalicen algunos riesgos”, indicó.

Marcos destacó que en la semana algunas cayeron doble dígito, como Alfa, que se contrajo 13.3 por ciento.

Dijo que los participantes del mercado tomaron utilidades ante los riesgos por guerra comercial y la imposición de aranceles, donde en México se suma la desaceleración.

Además de la volatilidad por cuestiones externas, también identifican riesgos particulares para México, pues el IPC ha perdido más de 20% desde el punto máximo en los últimos 12 meses, advirtió Gabriela Siller, directora de análisis económico y bursátil de Banco Base.

“Persiste la incertidumbre en torno a Pemex y al efecto que pueda tener sobre las finanzas públicas, pues la semana pasada la agencia Moody’s opinó que el Plan de Negocios de la empresa productiva del Estado no sería suficiente para devolverle la rentabilidad, agregando que la caída en la producción petrolera y la menor recaudación, podrían generar presiones en contra de las finanzas públicas”, dijo.

[email protected]