La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) operaba errática este mañana superando apenas los 44,700 puntos en un entorno de menor aversión al riesgo en los mercados financieros internacionales.

La BMV ha perdido terreno y acumula una baja en lo que va del año de alrededor de 9.5%, tras un periodo de reportes trimestrales débiles, y en medio de la incertidumbre en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales de México.

Este miércoles, la BMV inicia operaciones con un descenso de 0.18% o 79.52 puntos para colocar a su principal indicador, el S&P/BMV IPC en las 44,575.54 unidades.

El mercado accionario opera un volumen de 2.04 millones de títulos, por un importe económico de 127.6 millones de pesos; participan 56 emisoras, 23 ganan, 30 pierden y tres se mantienen sin cambios.

De acuerdo con el Grupo Financiero Monex, los mercados a nivel mundial presentan movimientos mixtos, y toman un ligero respiro luego de varias sesiones de baja ante la incertidumbre geopolítica, centrados sobre todo en la crisis de Italia. Por otro lado, en Estados Unidos se conocerá la segunda revisión del Producto Interno Bruto (PIB), así como la Nómina ADP; mientras que en México no se publicarán cifras relevantes.