La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una baja de 0.17%, en línea con los mercados globales, debido a que prevaleció la incertidumbre por la intervención en los mercados financieros en China y su situación económica.

De esta manera, las dos primeras sesiones del año para la BMV fueron negativas, al colocarse hoy el índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 42,041.68 unidades y perder 72.02 enteros respeto al nivel previo.

Los índices accionarios en Estados Unidos cerraron de forma mixta, donde el Dow Jones y el Standard and Poor's 500 ganaron 0.60 y 0.20%, en ese orden, mientras el tecnológico Nasdaq retrocedió 0.24 por ciento.

NOTICIA: Dow Jones y S&P 500 recuperan terreno con cautela

Al cierre de la jornada, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 299.3 millones de títulos por un importe económico de 9,111.5 millones de pesos; 47 emisoras ganaron, 62 perdieron y nueve se mantuvieron sin cambio.

Destacaron las bajas en las acciones de la cadena minorista Wal-Mart con 0.42%, la gigante de telefonía celular América Móvil de 0.50%, así como de la multinacional Cemex, que descendió 1.43 por ciento.

Los mercados mantuvieron su tendencia negativa aunque acortaron las pérdidas, debido a la incertidumbre que generó la intervención en los mercados financieros de China para evitar que continuaran con la caída, a lo que se suman los conflictos geopolíticos en Medio Oriente, en espera de nuevos indicadores económicos en Estados Unidos.

En el mercado cambiario, el peso cerró la sesión con una depreciación marginal de 0.07% o 1.1 centavos, para cotizar en alrededor de 17.32 pesos por dólar y colocándose entre las divisas con menores pérdidas durante la sesión, indicó Banco Base.

Por segundo día consecutivo, la mayoría de las divisas en el mercado cambiario perdieron terreno frente al dólar, luego de que se volvieron a observar pérdidas en los mercados de capitales de Asia a la par de caídas en los precios del petróleo, explicó.

El petróleo tipo West Texas Intermediate (WTI) cerró con una pérdida de 2.58%, colocándose en 35.81 dólares por barril, mientras que el Brent perdió 2.61% al cerrar en 36.25 dólares por barril.

frm