La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) caía en la apertura de este viernes contagiada por una ola global de aversión a activos de riesgo, ante un desplome de la moneda de Turquía debido a preocupaciones por su situación económica y el empeoramiento de sus relaciones con Estados Unidos.

En su tercera jornada consecutiva de pérdidas, el índice accionario S&P/BMV IPC restaba un 1.27% hasta los 48,618.50 puntos, a las 8:50 horas, aunque previamente llegó a ceder hasta un 1.57 por ciento.

En el último día de la semana, la BMV opera un volumen de 1.3 millones de títulos, por un importe de 42.9 millones de pesos. Participan 54 emisoras, 6 ganan, 46 pierden y 2 se mantienen sin cambios.

Para Grupo Financiero Monex, los mercados a nivel mundial presentan movimientos negativos, luego de validar una agenda completa en Asia, y a la espera de una agenda modesta en Estados Unidos. Agregó que la preocupación en los mercados en días previos, estaba centrada en el aspecto geopolítico, sin embargo, hoy existe una fuerte preocupación por la situación en Turquía.

El efecto de caída sin freno de la lira turca genera volatilidad en las divisas emergentes y ajustes en los mercados accionarios, esto debido a que se especula un rescate del Fondo Monetario Internacional.

En aspectos macroeconómicos, Turquía presenta un contexto complicado con una inflación sin control, lo hace que el Banco Central Europeo revise el efecto en dicha región. Se espera hacia el cierre de semana que los mercados presenten ajustes adicionales, detalló.