El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió este martes a su mayor nivel en un mes gracias a que la debilidad del yen ayudó a los exportadores, lo que compensó por una caída de acciones de fabricantes de maquinaria tras datos que apuntaron a una desaceleración en el crecimiento económico de China.

Los mercados japoneses volvieron a operar después del feriado nacional del lunes y el Nikkei avanzó un 0.4% a 22,697.36 puntos, su máximo nivel de cierre desde el 15 de junio.

El índice más amplio Topix ganó un 0.9% a 1,745.05 puntos.

El dólar se fortalecía 0.1% contra el yen a 112.4 unidades durante la mañana, cerca de su máximo nivel de seis meses contra la moneda japonesa de 112.80 yenes, alcanzado el 13 de julio.

La caída del yen impulsó las acciones de automotrices. Toyota Motor Corp sumó 1.3% y Nissan Motor Co ganó 0.8 por ciento.

La preocupación por el menor impulso de la segunda mayor economía mundial generó presión a los fabricantes de maquinaria. El lunes, China reportó que su actividad económica se ralentizó en el segundo trimestre y que el crecimiento del sector fabril se debilitó en junio a mínimos de dos años, una señal preocupante para la inversión.

En Tokio, los papeles de Yaskawa Electric se derrumbaron 7.3% y las acciones de Okuma Corp 6103.T y Fanuc bajaron ambas 4.1 por ciento. 

erp