La Bolsa de Valores de Tokio cerró este jueves al alza y se acercó a las 20,000 unidades, mientras que la debilidad del yen mantiene el impulso a las acciones de las empresas japonesas exportadoras.

El mercado comenzó sólidamente y poco a poco el principal indicador Nikkei alcanzó su máximo en 17 meses.

La debilidad yen frente al dólar iluminó el sentimiento y respaldó la mejora de los precios de los productos japoneses en el extranjero, pues aumenta los beneficios empresariales cuando son repatriados, dijeron los corredores.

"El Nikkei está recolectando energía hacia la marca de 20,000 unidades", dijo Akira Tanoue de Nomura Securities Co.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, avanzó 61.46 puntos (0.31%), al ubicarse en 19,961.55 unidades, el cierre más alto desde diciembre de 2015.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 1.67 puntos (0.11%), para ubicarse en 1,586.86 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen avanzó 18.95 puntos, 0.57%, al ubicarse en 3,356.65 unidades.

El Shanghai Composite Index ganó 8.72 puntos (0.29%) para cerrar en 3,061.50 unidades. A su vez, el Shenzhen Component avanzó 19.64 puntos (0.20%) para ubicarse en 9,776.45 unidades, informó la agencia Xinhua.

erp