La Bolsa de Valores de Tokio registró este lunes su caída más fuerte en las últimas seis semanas y se colocó por debajo de la barrera psicológica de los 19,000 puntos, ante la fortaleza del yen, refugio por la incertidumbre sobre las políticas económicas del presidente estadunidense Donald Trump.

El viernes pasado, el presidente estadunidense no consiguió el respaldo necesario de su propio partido para aprobar un nuevo plan sanitario, lo que causó temor entre los inversionistas en Wall Street.

Esta dificultad puso en cuestión la capacidad de la nueva administración por poner en marcha las prometidas reformas económicas de Trump.

La incertidumbre procedente de Estados Unidos hizo también que el yen se fortaleciera por su condición de moneda refugio, algo que perjudica a los principales exportadores nipones.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró sus operaciones con una pérdida de 276.94 puntos (1.44%), para ubicarse en 18,985.59 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 19.53 puntos y se ubicó en 1,524.39 unidades, mientras la Segunda Sección restó 9.89 puntos y se colocó en 5,888.69 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes a la baja, en donde el Shanghai Composite Index bajó 2.49 puntos, 0.08%, para cerrar en 3,266.96 unidades, mientras el Shenzhen Component Index cayó 64.80 puntos, 0.61%, para ubicarse en 10,581.92 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp