La Bolsa de Valores de Tokio cerró este miércoles sus operaciones a la baja, mayor caída en los últimos cuatro meses, ante el avance del yen frente al dólar provocado por la creciente incertidumbre que gereran los conflictos en Siria y Corea del Norte.

Los inversionistas han tomado con cautela la jornada ante las crecientes preocupaciones sobre Corea del Norte, que expertos extranjeros dicen podría realizar una prueba nuclear o de un misil balístico en uno de sus aniversarios de este mes.

La preocupación subió más luego de que el presidente estadunidense Donald Trump reiteró su intención de frenar el desarrollo de misiles nucleares y balísticos de Corea del Norte.

En tanto, en la reunión de los cancilleres del Grupo de los Siete (G7) celebrada en Italia este martes, no se llegó a un acuerdo claro hacia la paz en Siria, en particular sobre cómo lograr que Rusia cese su apoye al actual gobierno de ese país árabe.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró sus operaciones con una pérdida de 195.26 puntos (1.04%), para ubicarse en 18,552.61 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 15.56 puntos y se ubicó en 1,479.54 unidades, mientras la Segunda Sección restó 32.54 puntos y se colocó en 5,502.36 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este miércoles a la baja, en donde el Shanghai Composite Index descendió 15.14 puntos, 0.46%, para cerrar en 3,273.83 unidades, mientras el Shenzhen Component Index cayó 68.48 puntos, 0.64%, para ubicarse en 10,587.31 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp