Las acciones japonesas anotaron modestas ganancias este lunes, luego de que los inversores percibieron los ataques a Siria liderados por Estados Unidos como un hecho aislado, aunque de todas formas se mostraron preocupados por la posibilidad de una guerra arancelaria a gran escala.

"Asumiendo que fue un ataque aislado y que no habrá más bombardeos, creo que la reacción del mercado en Tokio será limitada. Estuvo dentro de las expectativas y creo que el mercado ya lo ha incorporado", dijo Itsuo Toshima, analista de operaciones en bolsa de la firma Toshima & Associates.

Al final de la sesión, el índice Nikkei ganó 0.26% a 21,836 puntos, mientras que el referencial Topix ascendió un 0.40% a 1,736.22 puntos.

Los inversores se volcaron a las acciones de menor riesgo y a papeles orientados al consumo interno, que lideraron las alzas del lunes en Tokio, ya que no están del todo convencidos de que sea posible evitar una guerra arancelaria ante la riña entre Estados Unidos y China.

Las acciones vinculadas a farmacéuticas subieron 2.1%, mientras que el sector minorista sumó 1.1 por ciento.

erp