La Bolsa de Valores de Tokio cerró este miércoles con una baja marginal, ya que los inversionistas prefirieron asegurar las ganancias antes del tradicional periodo vacacional de la Semana Dorada.

Las acciones cayeron después de que el índice Nikkei subió casi 300 puntos en las tres sesiones anteriores. Pero su inconveniente fue limitado con inversores que se sienten atraídos por la depreciación del yen frente al dólar, que beneficia a los exportadores.

Los inversionistas lograron ganancias antes de que se den a aconocer la declaración de la Reserva Federal de los Estados Unidos tras su reunión de dos días que finaliza este miércoles.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio cerró hoy sus operaciones con pérdida de 35.25 puntos (0.16%), para ubicarse en 22,472.78 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 2.66 puntos y se ubicó en 1,771.52 unidades, mientras la Segunda Sección ganó 10.26 puntos y se colocó en 7,083.83 unidades, informó este miércoles la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron esta misma jornada con altibajos, en donde el Shanghai Composite Index restó 1.05 puntos, 0.03%, para cerrar en 3,081.18 unidades, mientras el Shenzhen Component Index avanzó 18.38 puntos, 0.18%, para ubicarse en 10,342.85 enteros, informó la agencia Xinhua.