La Bolsa de Valores de Tokio cerró este lunes a la baja, tras la toma de beneficios en medio de una escasez de claras señales comerciales, con inversores extranjeros lejos por las vacaciones de Navidad.

El índice Nikkei retrocedió por la mañana, liderado por las caídas en las acciones bancarias y exportadoras con el apetito por el riesgo socavado por una pausa en la reciente tendencia del yen a debilitarse.

"Las acciones japonesas probablemente permanecerán resistentes para el resto del año, pero tan pronto como comience el próximo año, la atención del mercado cambiará a eventos tales como los datos de los empleos en Estados Unidos", dijo Nobuhiko Kuramochi, estratega de Mizuho Securities.

El mercado de Tokio permaneció cerrado el viernes pasado por una fiesta nacional.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, perdió 31.03 puntos (0.16%), al ubicarse en 19,396.64 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó 5.68 puntos (0.37%), para ubicarse en mil 538.14 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen avanzó 14.80 puntos, un 0.45 por ciento, al ubicarse en 3,322.40 unidades.

El Shanghai Composite Index ganó 12.41 puntos (0.40%) para cerrar en 3,122.57 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component subió 33.56 puntos (0.33%) para ubicarse en 10,233.42 unidades, informó la agencia Xinhua.

erp