La Bolsa de Valores de Tokio cayó este martes, con el índice Nikkei en un mínimo de dos meses borrando todo el avance de este año, debido a las crecientes preocupaciones sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la firmeza del yen frente al dólar.

El Nikkei perdió brevemente más de 300 puntos alcanzando un mínimo de una semana, arrastrado por la caída en Wall Street y la apreciación del yen frente al dólar después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó que la próxima ronda de conversaciones comerciales con China, prevista para el próximo mes en Washington, podría ser cancelada.

Creció la preocupación de que los aranceles adicionales sobre China que Trump planea imponer el 1 de septiembre serán inevitables si se cancelan las negociaciones, dijo Yutaka Miura, analista en jefe de Mizuho Securities Co.

"Los inversores están preocupados de que si eso sucede, la economía mundial empeorará aún más", señaló

Las protestas en Hong Kong provocaron el cierre de uno de los aeropuertos más activos del mundo el lunes, y una caída en el peso argentino también afectó el sentimiento, dijeron los corredores.

"Los factores de riesgo se están acumulando, y cada uno de ellos parece difícil de resolver a corto plazo", dijo Miura, citó la agencia japonesa Kyodo.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, retrocedió 229.38 puntos (1.11%), al ubicarse en 20,455.44 unidades, su nivel más bajo desde el 4 de junio.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 17.27 puntos (1.15%), para ubicarse en 1,486.57 unidades. El mercado de Tokio cerró el lunes por un feriado nacional.