El índice Nikkei de la bolsa de Tokio bajó este miércoles a su menor nivel en cuatro meses, en una sesión marcada por la volatilidad debido a la ansiedad de los inversores por un dato de inflación clave que reportará Estados Unidos más tarde en el día.

El referencial Nikkei terminó la sesión con una baja de 0.4% a 21,154.17 puntos, su menor nivel al final de una jornada desde el 12 de octubre.

En una señal del nerviosismo de los inversores, el índice cambió varias veces de tendencia durante el día y cayó brevemente por debajo de su promedio móvil de 200 días de 21,030.86 puntos.

Y un alejamiento de ese umbral podría empeorar la desconfianza de los inversores, especialmente si la lectura de inflación de enero de Estados Unidos es lo suficientemente robusta como para desatar otra liquidación generalizada del mercado accionario.

La ola vendedora en la bolsa japonesa fue extensa, ya que alrededor del 80 por ciento de cerca de 2,000 valores que cotizan en la principal plataforma bursátil de Tokio sufrieron pérdidas, mientras que apenas el 20% anotó ganancias.

Exportadores como las automotrices y fabricantes de productos electrónicos perdieron terreno. Los papeles de Toyota Motor Corp bajaron 2.1%, las acciones de Mazda Motor Corp cedieron 1.8%, y los papeles de Panasonic Corp descendieron 2 por ciento. 

erp