Las acciones japonesas cayeron a un mínimo de 10 días este lunes, en una sesión en la que destacó el declive de los exportadores por la apreciación del yen y el duro revés que sufrió Fast Retailing, uno de los valores más destacados, por especulaciones de cambios en las políticas del Banco de Japón.

El índice Nikkei cerró con un descenso del 1.33% hasta los 22,396.99 unidades, tras llegar a caer a 22,341.87 puntos, su nivel intradía más débil desde el 13 de julio.

El dólar operó en torno a los 111 yenes, cayendo desde el pico de seis meses por encima de los 113 yenes tocado a fines de la semana pasada, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que un billete verde fuerte colocaba a su país en desventaja.

El desplome de la divisa estadounidense frente a su par nipón se vio acelerado por reportes de Reuters y otros medios que indicaron durante el fin de semana que el Banco de Japón podría debatir cambios en su política monetaria en su próxima reunión, afectando potencialmente a sus objetivos de tasas de interés y sus técnicas de compra de activos.

Los títulos de los exportadores bajaron por la apreciación del yen. Toyota Motor Corp perdió un 1.73%, TDK Corp cedió 2.4%, Advantest Corp cayó un 2.09% y Panasonic Corp declinó un 1.21 por ciento.

Fast Retailing Co, el operador de la cadena de ropa Uniqlo, se desplomó un 5.72%, afectado por especulaciones de que un potencial cambio en la política monetaria del Banco de Japón podría afectar a sus acciones.

Las pérdidas en el índice general Topix fueron menos pronunciadas en comparación con el Nikkei, con un descenso del 0.36% en la sesión, a 1,738.70 puntos.

Los bancos subieron impulsados por las especulaciones de cambios por parte del Banco de Japón, apuntándose el sector el mayor avance entre los 33 subíndices de Tokio. Mitsubishi UFJ Financial Group Inc ganó un 3.64%, Mizuho Financial Group mejoró un 2.73%, Sumitomo Mitsui Banking Corp trepó un 2.79% y Shinsei Bank se empinó un 3.22 por ciento.

Acciones chinas suben, escándalo de vacunas limita ganancias

Las acciones chinas subieron impulsadas por la fortaleza de los papeles financieros e industriales, aunque un desplome en las firmas de salud en medio de un escándalo de vacunas limitó los avances.

El índice CSI300 de acciones chinas favoritas marcó un alza del 0.9%, a 3,525.75 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái ascendió un 1.1%, a 2,859.54 puntos.

Un índice que sigue a las principales firmas sanitarias en el continente se desplomó un 4.1%, liderado por un descenso del 10% de Chongqing Zhifei Biological Products, que sufrió una liquidación tras descubrirse la semana pasada que un gran fabricante de vacunas violó los estándares en la producción del fármaco contra la rabia para humanos.

Por otra parte, los inversores compraron acciones financieras e industriales después de que China hizo público un borrador de normas para fortalecer las regulaciones en los negocios de gestión de patrimonio y de activos por parte de las instituciones financieras.

Las firmas que más subieron en el índice de Shanghái fueron Guizhou Changzheng Tiancheng Holding Co Ltd, con un alza del 10.13%; Long Yuan Construction Group Co Ltd, con un avance del 10.06%; y Bank of Chengdu Co Ltd, que mejoró un 10.05 por ciento.

En el lado de las pérdidas destacaron Shanghai Hile Bio-Technology Co Ltd y Henan Oriental Silver Star Investment Co Ltd, con un declive del 10.01% cada una, seguidas por Biochemical Pharmaceutical Co Ltd, que retrocedió un 9.99 por ciento.

En lo que va de año, el índice compuesto de Shanghái ha perdido un 13.5% y el CSI300 ha cedido un 12.5 por ciento. Los papeles en Shanghái han subido un 0.42% este mes.

erp