La Bolsa de Valores de Milán abrió la sesión de este viernes con un desplome del 2.6%, mientras la prima de riesgo de la deuda se disparó a 265 puntos base.

Poco más tarde la bolsa de la tercera economía europea perdía más 4% por la mañana al día siguiente del anuncio por la coalición populista en el poder de un acuerdo en Italia sobre un déficit de 2.4% en los próximos tres años, muy por encima de lo que había establecido el anterior gobierno.

Hacia las 11:15 GMT, el FTSE Mib caía 4.06% hasta los 20.638 puntos.

Los bonos a 10 años italianos alcanzaban 3.170% contra 2.888% del jueves al cierre en el mercado secundario. El spread (prima de riesgo) con los bonos alemanes alcanzó los 270 puntos.

En la bolsa, las acciones de BPER Banca caían 8.92%, el Banco BPM 7.98%, Ubi Banca 7.44%, UniCredit 6.58% e Intesa Sanpaolo un 6.57 por ciento. Pasadas las 10:00 GMT las autoridades bursátiles italianas suspendieron las cotizaciones algunos bancos por la fuerte volatilidad.

El gobierno italiano anunció la noche del jueves el “presupuesto del pueblo”, que prevé un déficit público del 2.4% respecto al PIB, frente al 1.6% acordado por el anterior ejecutivo con la Comisión Europea.

Tras un largo estira y afloja con el ministro de Economía, el tecnócrata Giovanni Tria, que pugnaba por no aumentar el gasto público, los vicepremieres, Matteo Salvini (líder de la Liga) y Luigi Di Maio, del Movimiento 5 Estrellas (M5S), anunciaron triunfantes el acuerdo.

Tria, según informaron medios locales, no renunció por pedido del presidente Sergio Mattarella.

“Impuestos bajados al 15% para más de un millón de trabajadores italianos, derecho a la pensión para al menos 400,000 personas e igual número de puestos de trabajo a disposición de nuestros jóvenes”, declaró Salvini, también ministro del Interior.

Se refería a una de las promesas centrales de la Liga, la llamada “Flat tax” o Impuesto Sobre la Renta para las Personas Físicas al 15% para todos, incluidos los más ricos.

Dijo que también será derogada la Ley Fornero, la reforma de las pensiones aprobada por el gobierno tecnócrata de Mario Monti (2011-2013) que amplió la edad de la jubilación.

“Con la abrogación de la Ley Fornero, quien ha trabajado durante toda la vida podrá jubilarse liberando puestos de trabajo para nuestros jóvenes, que no se verán obligados a dejar nuestro país para tener una oportunidad”, añadió. Igualmente prometió que serán indemnizados los cientos de defraudados por los bancos y que serán abrogadas las solicitudes de Equitalia, el ente público encargado de enviar a los constribuyentes las multas fiscales.

Di Maio, por su parte, se dijo “feliz” por el acuerdo, mediante el cual el Movimiento 5 Estrellas podrá poner en práctica su principal promesa electoral: una renta básica de inclusión para quienes perciban menos de 780 euros mensuales.

“Convenceremos a los mercados que con este défict al 2.4% se prevén muchas inversiones que harán crecer la economía. Seremos creíbles porque estamos abajo del 3% (respecto al PIB)”, precisó Di Maio, quien descartó temer la reacción de los mercados.