El principal indicador de la Bolsa de Tokio, el índice Nikkei, cayó casi 2%, cortando una racha de tres días de ganancias, en momentos en que los inversores esperan con cautela unos datos económicos de Estados Unidos.

El índice bursátil cerró con una baja de 1.8%, o 265.32 puntos, a 14,534.74 unidades, lo que marca su mayor caída porcentual diaria en una semana.

Por su parte, Wall Street ignoró las cifras decepcionantes de la economía estadounidense, responsabilizando por los resultados a un invierno excepcionalmente duro en el país.

El promedio industrial Dow Jones avanzó 0.40%, llegando a 16,027.59 puntos; el índice ampliado S&P 500 subió 0.58%, colocándose en 1,829.83 unidades, y el tecnológico Nasdaq subió 0.94% a 4,240.67, lo que fue su sexta jornada consecutiva a la alza.

Teniendo en cuenta el mal tiempo en Estados Unidos el mes pasado, las cifras ciertamente no son extraordinarias, pero tampoco catastróficas , dijo Michael James, de Wedbush Securities.

Tras dos informes mensuales consecutivos que dieron cuenta de un ritmo de contrataciones decepcionantes en Estados Unidos, las inscripciones al seguro de desempleo aumentaron más de lo previsto la primera semana de febrero, a 339,000.

Por otra parte, las ventas minoristas cayeron 0.4% en enero, mientras que los analistas esperaban que permanecieran estables, y los stocks de las empresas aumentaron más de lo estimado en diciembre.

En los reportes trimestrales, la aseguradora estadounidense AIG, en pleno reajuste, casi triplicó sus utilidades en el 2013, en un año marcado por la ausencia de siniestros mayores y por más primas cobradas, anunció este jueves en un comunicado.

Su utilidad neta anual se situó así en 9,080 millones de dólares, frente a 3,430 millones de dólares un año antes.

En lo que se refiere a la acción y fuera de elementos excepcionales, el indicador que sirve de referencia a Wall Street, el beneficio ajustado superó en 16 centavos la previsión media de los analistas, a 4.56 dólares, indicó el asegurador que volvió a presentar ganancias en el cuarto trimestre.

En los últimos tres meses del año, la aseguradora registró una utilidad de 1,970 millones de dólares, frente a una pérdida de 4,000 millones de dólares un año antes. Los beneficios por acción fueron también 19 centavos superiores a las previsiones, a 1.15 dólares.

En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó a 2.736% contra 2.763% el miércoles y el del papel a 30 años, a 3.686% contra 3.723 por ciento.