MADRID.- La bolsa española cerró el martes su segunda jornada consecutiva de caída en la semana, presionada nuevamente por el clima de incertidumbre instalado en Europa ante la crisis fiscal en algunos países de la región.

El ininterrumpido aumento de los diferenciales de riesgo en los títulos de los países periféricos de la zona euro frente a las naciones centrales sigue generando dudas sobre el futuro de la región.

Las acciones líderes del índice Ibex-35 bajó 1.43% a 8,669.8 puntos, mientras que el índice general de la Bolsa de Madrid perdió 1.46% a 894.58 puntos.

Sobre la hora del cierre del mercado, la sobretasa de la deuda española a 10 años frente al bono comparable alemán se situaba en 213 puntos básicos (PB), ligeramente por debajo del máximo -desde la creación del euro- marcado el martes.

"Mientras que los diferenciales de España y Portugal contra Alemania alcanzan nuevos máximos por preocupaciones sobre su refinanciación pensamos que los riesgos de un agravamiento de la crisis (de deuda) continuarán dominando el flujo de noticias" dijo UBS en una nota de análisis.

El sector bancario fue uno de los más golpeados de la rueda. Las acciones del banco Santander cedieron 1.43% y las del BBVA perdieron 1.8 por ciento.

Los títulos de Popular cayeron 1.9% a 3.81 euros, después de el banco suizo UBS bajara el precio objetivo para los papeles a 3.8 euros desde los 5 euros anteriores y mantuviera la recomendación en vender.

Las acciones de Telefónica retrocedieron 1.5 por ciento. S&P puso el martes en revisión con implicancias negativas a la calificación de la telefónica.

También el sector de la construcción sufrió caídas. Las acciones de ACS, que participa con 30% de la alemana Hochtief, cedieron 1.15ª% y las de Acciona 0.9 por ciento.

Los papeles de Inditex, que anunciará sus resultados trimestrales este miércoles, cayeron 2.39 por ciento.

Operadores valoraron negativamente las informaciones sobre el comienzo de las rebajas por parte de algunos de sus rivales y la puesta en marcha de ventas online del Corte Inglés.