Los mercados chilenos celebraban este viernes un acuerdo logrado entre el oficialismo y la oposición para impulsar una nueva Constitución en el mayor productor mundial de cobre, que serviría para bajar presión a las intensas protestas sociales que se han extendido por casi un mes.

El índice referencial de la bolsa local, el IPSA, escalaba cerca de 7% durante las primeras transacciones, apoyada en buena parte por el desempeño de títulos minoristas.

Los supermercados han sido uno de los mayores blancos de saqueos e incendios derivados de las intensas manifestaciones en demanda de diversos puntos como mejores pensiones y mayor acceso a salud y educación.

En tanto, el peso chileno -que marcó esta semana mínimos históricos- subía en torno a 2% a media sesión.

El peso chileno se hundió en medio del estallido social y el recorte del gobierno de su estimación de crecimiento para la economía en 2020 en un punto porcentual, al 2.3 por ciento.

Parlamentarios acordaron convocar a un plebiscito en abril del próximo año sobre una nueva Constitución para reemplazar la vigente, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet

La consulta preguntará a los ciudadanos si aprueban o rechazan que se escriba una nueva carta magna y qué tipo de órgano debería hacerlo, si una convención mixta de parlamentarios en ejercicio y miembros elegidos para ese fin o una asamblea formada solo por integrantes electos para eso.

Las protestas en Chile han dejado más de 20 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos.

erp