Las acciones europeas retrocedieron el jueves desde máximos de cuatro semanas, tras algunos reportes de datos económicos más débiles que lo esperado y pobres perspectivas de utilidades corporativas que golpearon a los sectores cíclicos.

El mercado recortó las pérdidas en la sesión vespertina luego de datos que mostraron que la actividad manufacturera estadounidense se aceleró en febrero, pero el ánimo general seguía frágil tras flojos datos económicos de China, Francia y la región media de la costa estadounidense del Atlántico.

La Bolsa de Londres subió 0.24% el jueves, por lo que el índice FTSE-100 de los principales valores cerró en 6,812.99 puntos.

En la Bolsa de Fráncfort, el DAX se dejó 0.43% y cerró en 9,618.85 puntos.

El CAC 40 de la Bolsa de París aumentó 0.33% a 4,355.49 puntos.

En la Bolsa de Madrid, el IBEX 35 cerró con una subida del 0.08% a 10,062.2 puntos.

El FTSE-Mib de la Bolsa de Milán cerró en verde pero con una subida pírrica de 0.07% a 20,452 puntos.

El índice FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con un descenso del 0.1% a 1,337.34 puntos, tras caer hasta 1,324.36 -su nivel más bajo en una semana- luego de tocar el miércoles su máximo desde fines de enero.

El índice del sector de recursos básicos europeo cayó un 1.18% y estuvo entre los de peor desempeño luego de que el índice anticipado de gerentes de compras (PMI por su sigla en inglés) elaborado por Markit/HSBC sugirió una contracción en el sector manufacturero chino.

frm con información de Reuters y AFP