La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó este martes con una baja de 0.25%, después del rebote de los últimos dos días, debido a que prevalece la incertidumbre comercial entre Estados Unidos, México, además de otros países, y a unas semanas de las elecciones presidenciales en nuestro país.

Con cifras definitivas de cierre, el principal indicador accionario, el S&P BMV IPC, se colocó en 45,130. 70 unidades, con un descenso de 113.28 puntos respecto al nivel previo.

Al concluir la sesión accionaria, en la Bolsa Mexicana se registró un moderado volumen de 331.6 millones de títulos, por un importe económico de 9,745 millones de pesos, con 34 emisoras que ganaron, 85 perdieron y 11 se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron a la baja de este día fueron: Femsa con menos 1.26% y Wal-Mart con 1.06% de descenso.

Los índices bursátiles de Estados Unidos cerraron de forma mixta; el Dow Jones terminó con una baja de 0.06%, por el contrario, el Standard and Poor´s 500 subió 0.07% y el Nasdaq avanzó 0.41 por ciento.

A menos de un mes de las elecciones presidenciales en México, se mantiene la incertidumbre porque la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) llegue hasta 2019, ante lo cual se prevé un aumento en la volatilidad.

Esta mañana, la Secretaría de Economía (SE) publicó la lista de medidas equivalentes en respuesta a los aranceles sobre la importación de acero y aluminio implementados por Estados Unidos.

La lista de aranceles se aplicará a 71 productos provenientes de Estados Unidos, aunque tomando en cuenta el volumen de importaciones y la tasa arancelaria, los productos más afectados por las medidas serán la carne de puerco, los productos laminados planos de acero, manzanas, quesos y productos laminados de acero ancho.

En el mercado cambiario, el peso finalizó la sesión con una depreciación de 1.83% o 36.6 centavos, para cotizar en alrededor de 20.44 pesos por dólar, debido a la confirmación de que la renegociación del TLCAN será aplazada hasta 2019, de acuerdo con Banco Base.