La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) continuó este jueves su tendencia a la baja, al retroceder 1.5% en una sesión volátil, donde los inversionistas aun asimilaron la decisión de política monetaria de la Reserva Federal estadounidense.

El S&P/BMV IPC restó 715.85 puntos respecto a su nivel previo, con lo que su principal indicador accionario se ubicó en las 47,094.3 unidades.

A lo largo de la jornada se operó un volumen de 342.6 millones de títulos, por un importe económico de 11,562.2 millones de pesos, donde 22 emisoras registraron ganancias, 57 pérdidas y 10 se mantuvieron sin cambio.

Mientras que en Estados Unidos los mercados tuvieron resultados mixtos, donde el Dow Jones subió 0.02 por ciento; mientras que el Standard and Poor's 500 retrocedió 0.23 por ciento y el Nasdaq perdió 0.18 por ciento.

De acuerdo con Banco Base, en medio de una sesión volátil, los mercados de capitales cerraron con pérdidas. Los participantes del mercado asimilaron la decisión de política monetaria del día de ayer de la Reserva Federal y el comunicado diciendo que no tiene prisa por incrementar la tasa.

La institución financiera expuso que los inversionistas también mantienen un tono de cautela sobre las decisiones que puedan surgir de la reunión entre funcionarios de China y Estados Unidos, quienes discutirían temas clave sobre comercio exterior.

“Estas conversaciones podrían reducir las tensiones sobre una posible guerra comercial, luego de que el mes pasado se intensificaron las amenazas entre estas dos economías sobre aplicar aranceles a productos específicos”, detalló.

Sin embargo, recordó que históricamente el quinto mes del año se torna negativo para los índices accionarios, ya que luego de que las empresas han mostrado sus resultados correspondientes al primer trimestre del año, los inversionistas comienzan a evaluar sus portafolios y a tomar utilidades.