La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una baja de 0.65%, en línea con los mercados internacionales, con la atención en las tensiones políticas y comerciales entre Estados Unidos y otros países, incluyendo México.

En cifras definitivas de cierre, el S&P BMV IPC, se ubicó en 46,456.91 unidades, con un descenso de 302.5 puntos respecto al nivel previo, en un entorno de mayor cautela conforme se acercan las elecciones presidenciales.

Al concluir la sesión accionaria, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 227 millones de títulos, por un importe económico de 8,537.8 millones de pesos, con 49 emisoras que ganaron, 68 perdieron y 10 se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron a la baja de la Bolsa fueron: Cemex que perdió 2.56%; América Móvil con menos 0.80% y Grupo México que terminó con un descenso de 0.62 por ciento.

La plaza accionaria local finalizó en línea con los índices de Estados Unidos, de los cuales el promedio industrial Dow Jones perdió 0.80%, el Standard and Poor´s 500 descendió 0.63% y el Nasdaq bajó 0.88 por ciento.

Los mercados tuvieron una jornada negativa en medio de tensiones comerciales alrededor del mundo y luego de que el Banco de Inglaterra mantuvo su tasa sin cambios, aunque el economista en jefe pidió un aumento en las tasas.

Destacó que China se declaró preparada para responder a las últimas medidas comerciales de Estados Unidos, al tiempo que naciones como India hacen lo propio y compañías como Daimler recortan sus guías ante la expectativa de efectos negativos por la guerra comercial.

A nivel local, destacó que el Banco de México (Banxico) anunció un incremento en su tasa de interés de 25 puntos base a un nivel de 7.75%, medida que estuvo en línea con el consenso del mercado.

La decisión del Banco central generó que el tipo de cambio cotizara de forma momentánea alrededor del nivel de 20.20 pesos por dólar, para cerrar con una apreciación de 0.21% o 4.3 centavos, en alrededor de 20.31 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.