La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con un retroceso de 0.50%, en línea con los mercados globales, después de la publicación de reportes trimestrales y del comunicado de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En cifras definitivas al cierre, el S&P BMV Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), perdió 248.57 puntos respecto al nivel previo, con lo que se ubicó en 49,449.44 unidades.

Al finalizar la jornada, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 189 millones de títulos, por un importe económico de 6,364.9 millones de pesos, con 47 emisoras que ganaron, 62 perdieron y nueve se mantuvieron sin cambio.

Las firmas que contribuyeron a este retroceso del IPC fueron: Gruma que descendió 2.52%; Grupo México que cerró con una pérdida de 2.39% y América Móvil con menos 1.06% y Grupo Financiero Banorte que descendió 0.84 por ciento.

La plaza accionaria local concluyó en línea con los índices Dow Jones y Standard and Poor´s 500 de Estados Unidos que perdieron 0.32 y 0.10%, respectivamente; por el contrario el índice tecnológico Nasdaq subió 0.46 por ciento.

Los mayores catalizadores del mercado fueron las tensiones globales en materia comercial, el tono del comunicado de la Reserva Federal y la posibilidad de novedades en relación al Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), así como reportes trimestrales, de acuerdo con la casa de bolsa de Citibanamex.

“En una decisión ya descontada por los mercados, los miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal mantuvieron las tasas de interés sin cambio (por decisión unánime), en un rango de entre 1.75 y 2.0%”, destacó.

Por otro lado, abundó, de nuevo se elevaron las tensiones comerciales, después de que Estados Unidos amenazó con incrementar de 10 a 25% las tarifas impuestas a 200,000 millones de dólares de importaciones chinas anunciadas previamente, a lo cual el país asiático también amenazó con impuestos de la misma magnitud.

En datos económicos, destacó este miércoles la encuesta de empleo del sector privado ADP, que mostró que en Estados Unidos se crearon 219,000 empleos durante julio, superando las expectativas del mercado que anticipaban la creación de 190,000 empleos, lo que genera expectativas positivas para el reporte de nómina no agrícola y tasas de desempleo que se conocerán el viernes.

En el mercado cambiario, el peso cerró con una apreciación de 0.19% o 3.4 centavos, para cotizar en alrededor de 18.61 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.