La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una baja de 0.59%, continuando con la corrección que inició el viernes pasado después de la racha positiva de las últimas dos semanas, en línea con los mercados internacionales que muestran nerviosismo por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

En cifras definitivas de cierre, el S&P BMV IPC, se ubicó en 46,660.87 unidades, con un descenso de 277.95 puntos respecto al nivel previo, a dos semanas de que se lleve a cabo el proceso electoral en México.

Al concluir la sesión accionaria, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 224.5 millones de títulos, por un importe económico de 8,235.6 millones de pesos, con 44 emisoras que ganaron, 69 perdieron y cuatro se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron a la baja de la BMV fueron: Cemex que perdió 1.71 por ciento; América Móvil que cerró con una baja de 1.27 por ciento; Fomento Económico Mexicano (Femsa) con menos 0.71% y Grupo México que perdió 0.48 por ciento.

La plaza bursátil mexicana finalizó en línea con los índices Dow Jones y Standard and Poor´s 500 de Estados Unidos, que perdieron 0.41 y 0.21%, respectivamente, mientras que el Nasdaq terminó con una mínima ganancia de 0.01 por ciento.

A nivel local, la Bolsa Mexicana acumuló su segunda sesión consecutiva de toma de utilidades después de acumular dos semanas consecutivas de incrementos, en un entorno de cautela conforme se acercan las elecciones del 1 de julio próximo, así como por las renegociaciones del Tratado del Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

Después de que la Reserva Federal de Estados Unidos decidió elevar su tasa de interés de referencia, los mercados estarán a la espera de la decisión del Banco de México (Banxico) en su reunión de política monetaria del próximo jueves; algunos analistas esperan un incremento de 25 puntos base mientras que otros prevén que mantendrá sin cambio su tasa de interés.

Los mercados tuvieron un arranque de semana en terreno negativo, debido a que prevalece la incertidumbre y los temores por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y las tensiones con otros países, lo que genera expectativas negativas sobre el crecimiento económico global.

En el mercado cambiario, el peso inicia la sesión con una depreciación de 0.40 por ciento u 8.2 centavos, para cotizar en alrededor de 20.71 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.