Bank of America Global Research mejoró el lunes sus proyecciones para el precio del petróleo en el 2020, citando riesgos para el suministro desde Medio Oriente, una mejoría en el panorama de la demanda y un mayor cumplimiento de OPEC+ con sus recortes programados de abastecimiento.

El banco subió su expectativa para el precio del Brent en el 2020 a 62 dólares por barril desde los 60 estimados previamente, y elevó su estimación para el referente West Texas Intermediate (WTI) a 57 dólares desde 54.

BofA espera que la demanda global aumente en 1.1 millones de barriles por día durante este año, mientras que el panorama para la oferta y la demanda sugiera un superávit de 190,000 barriles por día.

“Un mejorado panorama para la demanda y mejores niveles de cumplimiento de la OPEC+, junto con el aumento de riesgos en el suministro han limitado nuestra proyección de superávit en el mercado petrolero global en la primera mitad del año”, informó el banco.

“Pese a eso, vemos ahora un ambiente más benigno para el mercado del petróleo comparado con nuestras proyecciones anteriores”, añadió.

Reunión en marzo

La próxima reunión entre los representantes de la OPEP y naciones aliadas lideradas por Rusia se llevará a cabo en marzo, reportó el lunes la agencia de noticias RIA tras citar al secretario general del bloque petrolero, Mohammed Barkindo.

Según el reporte, Barkindo señaló que ninguno de los miembros de la alianza OPEP+ ha pedido un cambio de fecha para la reunión.

Por otra parte, las exportaciones de crudo de Arabia Saudita en noviembre del 2019 subieron a 7.37 millones de barriles por día, desde 7.06 millones de barriles por día en octubre, mostraron el lunes datos oficiales.

Las cifras de exportaciones mensuales las entregan Riad y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a la Iniciativa de Datos Conjuntos de Organizaciones, que los publicó en su sitio en Internet.

Takashi Tsukioka, presidente de la Asociación Petrolera de Japón, refirió que los precios del crudo podrían fluctuar debido a los recientes incidentes en Libia, pero “no tenemos por qué preocuparnos mucho por la demanda, pues el resto de miembros de la OPEP puede cubrir lo que deje de producir Libia”.

La semana pasada la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que el incremento de la producción de petróleo de países fuera de la OPEP, liderado por Estados Unidos, y los abundantes inventarios mundiales ayudarán al mercado a sortear turbulencias políticas como la más reciente crisis en Medio Oriente.

“Por ahora el riesgo de una grave amenaza a los suministros de petróleo parece haber retrocedido”, dijo la agencia con sede en París en un reporte mensual.

La AIE espera que la producción supere la demanda de crudo de la OPEP, incluso si todos sus miembros cumplen por completo con el pacto.