A unos meses de que comience a operar la Bolsa Institucional de Valores (Biva), la consultoría internacional KPMG considera que su llegada es buena para la competencia en el mercado bursátil mexicano.

Actualmente, en el mercado bursátil mexicano existe una sola institución en que las empresas se pueden hacer públicas (la Bolsa Mexicana de Valores), en la que se encuentran listadas 145 empresas.

En entrevista, Víctor Esquivel, socio director general de KPMG México, consideró que la competencia es buena, siempre tener alternativas lo hace positivo , comentó.

Soy de la idea de que la competencia mejora cualquier mercado. Entonces, creo que yo veo positivo que haya alternativas, y creo que lo que necesitamos es, nuevamente, empresas preparadas que en sus planes estratégicos pongan el objetivo de ir a Bolsa, que trabajen hacia ello y que los conviertan en una realidad y sí hay alternativas...siempre en México han buscado alternativas , dijo Esquivel.

Potencial de crecimiento

Para el socio director de KPMG México, el mercado de capitales en México tiene un potencial de crecimiento enorme, debido a que viendo hacia adelante no hay suficientes empresas listadas.

Es un mecanismo para financiamiento de empresas pequeñas, medianas y grandes para a través de capital o deuda crecer y a veces nos quedamos con las ganas de ver un mercado mucho más dinámico y en crecimiento , aseguró.

Añadió que, actualmente, el número de empresas listadas en Bolsa es muy bajo, por lo que se necesita mayor comunicación de este tipo de esquemas, mayor involucramiento de los emprendedores y de las empresas que son candidatas a acceder a estos mercados, para que esto no se quede solamente en buenas intenciones e ideas, sino que se haga una realidad y pueda haber el doble o triple de empresas de las que actualmente tenemos.

No es caro

Para Víctor Esquivel salir a cotizar en Bolsa es una perspectiva de como se vea la empresa, ya que requiere de mayor preparación, mayor institucionalización, gobierno corporativo, cumplir un poco con lo que se requiere para ser una empresa en Bolsa, además de que es necesario disminuir la percepción de que el hacerse pública es caro.

Sin embargo, reconoció que si es complicado para el que no está preparado, para el que lo está es más aceptable o más fácil llegar. No es caro, hay la percepción de que es caro, hay que romper con paradigmas de que se pierde control, preocupación sobre la transparencia de información que tengo que revelar .

Dijo que esos son quizás los temas más de carácter cultural en los que se debe trabajar para que el empresario se sienta confortable y piense en estas alternativas como viables dentro de su organización, en la forma institucionalizar a la empresa y crear un gobierno corporativo para llegar al mercado bursátil.

Hay empresas que lo hacen y han sido muy exitosas, se colocan en Bolsa y siguen teniendo tenencia familiar, gobierno corporativo, incluso han mejorado la profesionalización e institucionalización de la organización y han sido exitosas en ese contexto , mencionó.

Reconoció que se han visto en los últimos años nuevos participantes en el mercado o actuales participantes que siguen creciendo, además de diversos instrumentos que han surgido en beneficio de los inversionistas, pero aún no es de las opciones preferidas para adquirir deuda o recursos.

La evolución que han tenido fibras y otros mecanismos o vehículos públicos también ha sido muy favorable, pero todavía sigue siendo no de las primeras opciones dentro de la mente del empresario mexicano , añadió el directivo.

Recordó que según el estudio que realizó la consultoría Perspectivas de la Alta Dirección, los resultados arrojaron que el financiamiento en Bolsa es la quinta opción para las empresas en el país.

Expresó: La primera opción son las instituciones financieras, la segunda son los socios estratégicos, la tercera instituciones de gobierno, la cuarta son los fondos de capital privado y la quinta, es una colocación en Bolsa o financiamiento en Bolsa .

[email protected]