La Bolsa Institucional de Valores (Biva) iniciará emisiones en el mercado accionario mexicano este año.

Con la colocación de la empresa de adquisición  con propósito especial (SPAC, por su sigla en inglés) a cargo de Bricks Acquisition Company, prevista para el próximo 27 de febrero o 1 de marzo, se romperá con la ausencia de ofertas públicas iniciales (OPI).

Hace casi un año se registró la última oferta en el mercado accionario. Justo fue una, no obstante, desde hace 15 meses no se lista una empresa, con actividad en la economía, en el mercado de valores mexicano.

Una SPAC obtiene capital a través de una Oferta Pública Inicial de acciones en Bolsa que utiliza para comprar empresas o proyectos. Aunque el emisor inicia sin activos, tiene entre 18 a 24 meses para hacer alguna adquisición. En caso de no cumplir con el objetivo devuelve el capital a los inversionistas.

En marzo del año pasado, Promecap Acquisition Company realizó la más reciente OPI vía SPAC con la venta de acciones por 300 millones de dólares en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Sin embargo, la última empresa con historial de operaciones que se listó en el mercado accionario fue Grupo México Transportes, en noviembre del 2017.

¿Se reactiva el mercado?

En este año se prevé que la actividad se reactive en las próximas semanas con la primera empresa que colocará una SPAC en la Biva por hasta 115 millones de dólares, considerando la opción de sobreasignación de títulos. Los recursos serán para hacer inversiones en el mercado inmobiliario de Florida, Estados Unidos.

Aunque hasta el momento no se han hecho públicos más prospectos de colocación, María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores, aseguró que en este año podrían debutar dos empresas medianas con las que están trabajando. Una es del sector energía.

“Tenemos dos ofertas públicas iniciales en etapa adelantada, confiamos en que las podamos llevar a cabo el primer semestre de este año”, adelantó María Ariza.

La Biva arrancó operaciones el 25 de julio del 2018, no obstante, casi un año antes recibió el título de concesión que la avalaba como el nuevo centro bursátil en México.

Con su arribo se comprometió a contribuir con el desarrollo del mercado bursátil local, atrayendo a más empresas, tanto medianas como grandes, para llegar a 200 emisoras, en un periodo de tres a cinco años.

Actualmente cotizan 143 empresas en el mercado accionario, como la panificadora Grupo Bimbo, la productora de alimentos lácteos Grupo Lala, la farmacéutica Genomma Lab y el gigante de telecomunicaciones América Móvil.

La nueva plaza bursátil llega como un nuevo competidor de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que ha mantenido una trayectoria de 125 años.

En tanto, tampoco es público si en la BMV hay prospectos para una próxima Oferta Pública Inicial en el mercado accionario.

El año pasado Banca Mifel y la cadena de tiendas Coppel frenaron sus planes de listado en Bolsa debido a la incertidumbre en los mercados financieros a nivel global.

A principios de enero, el gobierno anunció un programa para impulsar el desarrollo del sistema financiero, que entre otros puntos, incentiva el crecimiento del mercado bursátil, con medidas como reducir, a 10 desde 35% hasta entonces vigente, la tasa impositiva para las ofertas públicas iniciales.

[email protected]