La principal criptomoneda, el bitcoin, continúa su paso alcista y este lunes alcanzó en el punto más alto de su cotización en más de un año, con un nivel de 8,953 dólares y un avance superior a 11% contra su registro más alto del viernes. El alza coincide con una jornada de poca liquidez en los mercados tradicionales, debido al día feriado en Estados Unidos.

En lo que va del año, el bitcoin se ha apreciado más de 130%, lo que significa una recuperación de 5,123 dólares por unidad en menos de cinco meses. Pese a que se mantiene más de 10,000 dólares debajo de sus mejores niveles en la historia, registrados en 2017, expertos aseguran que la criptomoneda puede cerrar el año por encima de 10,000 dólares.

Refugio ante guerra comercial

Un motivo de su tendencia sostenida al alza, de acuerdo con expertos, es que los inversionistas comienzan a utilizarlo como activo de refugio contra la llamada guerra comercial entre China y Estados Unidos. Neil Wilson, del portal markets.com, afirma que el volumen de negociación de bitcoin ha incrementado al calor de este conflicto comercial.

Mientras los mercados de renta variable, el petróleo crudo y las divisas, incluido el dólar, se han mostrado vulnerables a los constantes cambios en la información, el bitcoin se mantiene al alza y con subidas constantes, que en ocasiones son superiores a 10 por ciento.

Baja correlación

Octavio Pacheco, trader especialista en criptomonedas, asegura que uno de los motivos que convierten al bitcoin en un buen activo de refugio es su baja correlación con otros mercados: “Llegó a tener por algún tiempo una correlación sólo con el índice Dow Jones, pero con el tiempo se perdió y hoy opera de una forma completamente independiente y estable”, dijo.

El experto aseguró que ante las constantes caídas en Wall Street, que el bitcoin perdiera la única correlación que podía arrastrarlo a la baja permite seguir comprándolo con seguridad en una época de diferencias entre las dos economías más grandes del mundo.

Vulnerabilidad

Sin embargo, aún hay un resquicio por el que bitcoin ha sido afectado debido al ambiente de hostilidad internacional que crea Estados Unidos: la regulación. La plataforma LocalBitcoins, una de las más relevantes del mundo, comenzó a restringir esta semana a sus usuarios las operaciones con bitcoin en Irán.

Sin un comunicado de la empresa, con excepción del mensaje que indica que el servicio no está disponible en ese país, medios especializados lo relacionan con las sanciones que anunció Estados Unidos para los países que compren aluminio, cobre, hierro y acero iraníes.

Aceptación complicada

Las medidas que pueden reducir su uso, los hackeos y los retrasos en el lanzamiento del primer fondo cotizado en bitcoin compiten con la influencia positiva de una mayor aceptación para las criptomonedas en el mundo como pago y los nuevos proyectos en activos digitales de empresas como Facebook y Uber.

Octavio Pacheco aseguró que las criptomonedas se acercan a un punto en el que serán utilizadas por quienes requieren hacer pagos electrónicos, pero no confían en que un banco maneje su dinero. “La tendencia es que nadie quiere sus comisiones”, añadió.

Jorge S. Soto, maestro en Finanzas por la Universidad del Valle de México, coincidió en que el uso de criptomonedas puede convertirse en tendencia en México, pero en muy largo plazo.

“La penetración de los bancos en México es aún pequeña en comparación con la población. Gran parte de los mexicanos no quiere una tarjeta de débito, y ya no digamos una de crédito, porque desconfía de ellos. Si no confían en los bancos, que tienen oficianas y que son "alguien" a quien reclamar si tu dinero no está, dudo que en el corto plazo los mexicanos quieran tener su dinero en un activo completamente digital”, explicó.

Inversión riesgosa

S. Soto añadió que invertir en bitcoin puede ofrecer una alta rentabilidad, pero es riesgoso debido a las características volátiles de su mercado. “Quien invierte en bitcoin sabe que debe permanecer frente a la pantalla atento a cualquier movimiento. Cualquier error en la operativa puede impactar de forma muy negativa en la inversión”, dijo.

[email protected]