Las criptomonedas extienden sus pérdidas presionadas por la postura de china en su contra. Xi Jinping, el presidente del país asiático, calificó recientemente a bitcoin y el resto de los activos digitales como fraude y manipulación de mercado. Aseguró que algunas actividades como la minería podrían ser ilegales en el futuro.

Hoy el precio de bitcoin retrocede -6.61%, de acuerdo con datos de CoinMarketCap y se ubica al momento en 7,181.08 dólares. Ethereum y XRP, la segunda y la tercera criptomoneda más relevantes, respectivamente, pierden 8.53% y 4.17 por ciento. Desde el número uno entre los activos digitales más relevantes al número 46 caen.

 

Desde el 17 de noviembre pasado, fecha de la última apreciación de bitcoin, con un precio máximo de 8,662.9 dólares por unidad, la primera de las criptomonedas acumula una caída de 1,481.82 dólares con una variación de 17 por ciento. Antes de la postura de China, se sabía que el país apoyaba los proyectos de criptomonedas.

Debido a su postura anterior, tras un anuncio del Banco Popular de China sobre la creación de su propia criptomoneda, el 15 de octubre, luego del discurso del mandatario, Xin Hua, agencia de información china,  aclaró que a lo que China se opone es a las criptomonedas, mas no a la tecnología blockchain que respalda a estos activos.

Otras presiones

No sólo el abandono de China juega en contra de los activos digitales, la preferencia que las compañías siguen mostrando sobre las finanzas tradicionales y algunos proyectos en los que colaboran con bancos, como Google Cache (de Google y Citigroup), debilitan la idea de que algún día las criptomonedas se adopten.

Recientemente empresas de pagos anunciaron que abandonan el proyecto de criptomoneda de Facebook, la libra. Otros países como Francia y algunas instituciones monetarias como el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal (Fed) estadounidense lo han calificado de forma abierta como un riesgo para las finanzas.

Las constantes demoras de la Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) para la regulación de fondos cotizados en bitcoin disminuyen las esperanzas de una pronta adopción y regulación de los criptoactivos. La tendencia a la baja se mantiene y las ventas por decepción han comenzado.

[email protected]