El bitcoin llegó a caer casi un 5% este lunes, en un comienzo de semana que ofrecía poco respiro a la criptomoneda más grande del mundo tras un duro fin de semana en el que llegó a perder más de una quinta parte de su valor.

El desplome envió el precio del bitcoin y la cantidad invertida en sus futuros a niveles de principios de octubre, antes de un fuerte alza que llevó al "token" a un máximo histórico de 69,000 dólares el 10 de noviembre.

En sus últimas operaciones, la criptomoneda perdía un 3.9%, hasta los 47,567 dólares.

Los operadores dijeron que la caída del fin de semana estuvo relacionada con un amplio alejamiento de los activos más riesgosos en los mercados tradicionales por preocupaciones sobre la variante Ómicron del coronavirus, junto a la menor liquidez comercial que suele afectar a las criptomonedas los fines de semana.

Nuestra expectativa es que el resto del cuarto trimestre sea un mes difícil; no estamos viendo la fortaleza en el bitcoin que solemos ver tras uno de estos días aplastantes", dijo Matt Dibb en Stackfunds, distribuidor de criptofondos con sede en Singapur.

La plataforma Coinglass mostró que el interés abierto -el número total de contratos de futuros en manos de los actores del mercado al final de una sesión- en todos los intercambios era de 16,500 millones de dólares, comparado con los 23,500 millones del jueves y los hasta 27,000 millones el 10 de noviembre.

El éther, la segunda criptomoneda más grande del mundo, también declinó el sábado, aunque con menos fuerza. El lunes bajaba un 5.5%, a 3,965 dólares, comparado con el máximo de 4,868 dólares tocado el 10 de noviembre.