Durante el fin de semana el precio del bitcoin cayó de 18,669 dólares el viernes, a 18,493 dólares el domingo, una pérdida de 0.94%, baja que se produce después de que la moneda virtual viera continuamente un alto volumen de compras en noviembre.

Datos sugieren que la creciente demanda institucional fue quizá uno de los principales catalizadores de la subida del precio de bitcoin a 18,669 dólares del viernes.

El 20 de noviembre, bitcoin llegó a subir en la sesión hasta 18,766.79 dólares, el valor más alto desde diciembre de 2017, y cotizaba con un alza de  4.9% con respecto del jueves. La semana pasada, de hecho, la criptomoneda más famosa del mundo ganó 17%, la mayor alza semanal desde junio de 2019, y ha subido más de 160% en el 2020.

“Hoy bitcoin ha llegado a un punto en el que los inversionistas institucionales, los bancos y las oficinas familiares están ponderando legítimamente su inclusión como defensa contra la devaluación de la moneda”, dijo Alex Mashinsky, director ejecutivo de Celsius Network, una plataforma de préstamos criptomoneda.

Añadió que en 2017, el rally de bitcoin fue liderado por inversionistas minoristas que fueron los primeros en adoptarlo.

“Podemos esperar más estabilidad que la burbuja de 2017. Esto ya no es una fiebre del oro”, añadió.