Bio Pappel, dueña de la marca Scribe, es vista como una de las emisoras ganadoras con el proceso electoral de este año en México.

Proyecciones de analistas de Prognosis indican que las ventas de la empresa crecerán 7.5% más en este año frente a lo registrado en el 2017, cerrando en 25,695 millones de pesos, debido a la venta de papel utilizado en las campañas electorales.

“Detrás de este pronóstico se encuentra el mayor dinamismo de las ventas relacionado con los procesos electorales de México y que esperamos un mayor dinamismo del sector industrial en el 2018”, explica la empresa dedicada al análisis financiero independiente.

Bio Pappel es una de las principales productoras de papel en México con operaciones en Estados Unidos y Colombia, su capacidad de producción es de 3.2 millones de toneladas al año. Tiene 30 plantas industriales y 13 centros de recolección de fibras recicladas.

Los especialistas de Prognosis explican que la compañía también será beneficiada por los incentivos fiscales otorgados por el gobierno estadounidense, además, con la adquisición de la planta industrial papelera en aquel país, aumentó la capacidad de producción anual a 220,000 toneladas.

La productora de papel es una emisora de la Bolsa Mexicana de Valores desde julio de 1994. Sus acciones cotizan en 18.17 pesos cada una. En lo que va de este año, acumulan una depreciación de 21.61 por ciento.

Acción, castigada

A los niveles actuales, los especialistas de la firma de análisis independiente sostienen que su valuación ha sido castigada, debido al incremento de las materias primas de las que depende, como la celulosa y la energía.

“El precio/valor en libros (P/VL) que asigna el mercado hoy a Bio Pappel es de 0.4 veces, un castigo respecto a valuaciones recientes de entre 0.65 a 0.70 veces, tal vez relacionado con el incremento en los costos de ventas durante el 2017”, exponen.

“Antes de la transacción de Scribe, el mercado pagó un múltiplo P/VL de hasta 0.75 veces por la capacidad de generación de flujo”, refieren.

Los analistas de Prognosis tienen un precio objetivo de 28.41 pesos por acción para este 2018, lo que refleja un potencial rendimiento de 56.3%, basado en el último cierre bursátil.

Durante el año pasado, explica la emisora en su primer reporte financiero de este año, el costo de ventas se incrementó 14%, reflejando un incremento en materias primas (celulosa y fibra recolectada) por 1,226 millones de pesos y un incremento en los energéticos de 537 millones de pesos.

No obstante, el presidente ejecutivo y director general de la compañía, Miguel Rincón Arredondo, indica que la perspectiva de la industria papelera es positiva para los próximos años, debido al fuerte crecimiento económico en Estados Unidos y el resto del mundo, así como por la disciplina y sólidos fundamentales en la estructura de la oferta y la demanda de la industria del papel.

Bio Pappel produce varios tipos de papel, incluyendo papel periódico, papel bond, papel café, sacos kraft, empaques de cartón corrugado, cuadernos, sacos y otros productos.

Sus acciones, presionadas

Las acciones de Bio Pappel han perdido casi un cuarto de su precio en el 2018. Al 15 de junio, el precio de los títulos de la emisora de la Bolsa Mexicana de Valores ha caído 21.61%, a 18.17 pesos.

Bio Pappel es una empresa mexicana dedicada a la fabricación de papel y empaques de cartón.

Los meses de más presión para la emisora han sido —hasta la fecha— enero y mayo, en los que registró caída de doble dígito: 13.24 y 10.68, respectivamente.

En la parte de los fundamentales, la emisora ha tenido claroscuros. En el primer trimestre del año, sus ventas disminuyeron 1%, pasando de 5,786 millones de pesos en el primer trimestre del 2017 a 5,721 millones en el 2018, a pesar de una caída en los embarques de 4%, al pasar de 426,000 toneladas del primer trimestre del 2017 a 409,000 toneladas este trimestre, detalló la empresa en su momento.

Lo anterior fue compensado por una mezcla de productos con un mayor precio de 2.8%, siendo 13,973 pesos el precio unitario por tonelada en este trimestre comparado con 13,588 pesos del mismo trimestre del 2017.

Además, el flujo operativo (UAFIRDA) fue de 921 millones de pesos en el primer trimestre del año, que representa un incremento de 8% comparado con 853 millones de pesos generados durante el mismo periodo del 2017.

“Este trimestre alcanzamos un margen de UAFIRDA de 16.1%, mayor que 14.7% que se obtuvo en el primer trimestre del 2017”, explicó la emisora en su momento.

“Como resultado de las estrategias de productividad y mejor mezcla de productos y proyectos de inversión, la empresa incrementó 8% en el UAFIRDA y se alcanzó un margen de UAFIRDA sobre las ventas de 16.1%, mayor a 14.7% del primer trimestre del 2017”, dijo Miguel Rincón, presidente ejecutivo y director general de Bio Pappel en su momento.


judith.santiago@eleconomista.mx