El beneficio atribuido del Banco Santander en México en el primer semestre del año creció un 2.5%, al obtener 359 millones de euros, tras aumentar 400,000 clientes vinculados en los últimos 12 meses.

La entidad financiera presentó sus resultados de enero a junio, periodo en el que obtuvo un beneficio de 3,752 millones de euros, 4% más que el mismo periodo de 2017, y en el que México aportó 7% del total.

De la filial en México, indicó que la transformación comercial y digital del banco ayudó a impulsar un 10% los créditos y un 9% los recursos de clientes, lo que dio como resultado un fuerte crecimiento en los ingresos de siete por ciento.

Abundó que la calidad crediticia se mantuvo fuerte, con una tasa de mora estable en el 2.58%, y el coste del crédito disminuyó en 23 puntos básicos, hasta el 2.78 por ciento.

Sobre los resultados del Grupo, su presidenta Ana Botín declaró que “la diversificación geográfica, con presencia equilibrada en Europa y América, sigue siendo una de las principales fortalezas que permite ser el banco con los resultados más predecibles además de aumentar el beneficio”.

“En el trimestre, Brasil, España, México y Estados Unidos han crecido con fuerza, lo que ha permitido contrarrestar el entorno más complejo que atraviesan otros mercados”, abundó.

El beneficio ordinario atribuido aumentó en ocho de los 10 mercados principales en euros constantes en el primer semestre: América contribuyó el 51% al resultado del Grupo y Europa el 49 por ciento.

Brasil fue el país que más aportó a los resultados, con el 26%, seguido de España, con el 15%, y Reino Unido con el 14% del total del beneficio.

El segmento Santander Consumer Finance aportó un 13%, México y Estados Unidos con 7% cada uno; Chile con el 6%; Portugal con el 4%, Polonia el 3% y el resto de América Latina dos por ciento.

erp