JPMorgan Chase & Co reportó un derrumbe de más del 50% en sus ganancias del segundo trimestre, ya que la pandemia del coronavirus afectó su negocio de préstamos y forzó al mayor banco estadounidense a elevar sus reservas para soportar una potencial ola de cesaciones de pagos.

La compañía aumentó en 8,900 millones de dólares las reservas para contrarrestar los posibles impagos de clientes afectados por la pandemia de Covid-19.

La ganancia neta del banco cayó a 4,700 millones de dólares, o 1.38 dólares por acción, en el trimestre finalizado el 30 de junio, en comparación con una utilidad de 9,650 millones de dólares, o 2.82 dólares por papel, informados en el mismo periodo de un año atrás.

Por su parte los ingresos aumentaron 15%, hasta los 33,800 millones de dólares, gracias a su negocio de banca de inversión y correduría.

Analistas esperaban en promedio ganancias de 1.04 dólares por acción, de acuerdo a Refinitiv. No estaba claro de inmediato si esas cifras eran comparables.