El grupo cervecero AB InBev, mayor fabricante en el mundo de cerveza, logró buenos resultados en el segundo trimestre, sobre todo gracias al efecto del Mundial de Rusia, informó este jueves la compañía.

Este fabricante belgo-brasileño era el patrocinador de cerveza oficial de esta competición con su marca Budweiser. Esto contribuyó en el beneficio de 2,160 millones de dólares que AB InBev logró entre abril y junio, un 15.5% más que en el mismo periodo del año pasado.

"Gracias a una notable organización en Rusia, vendimos más cerveza en los estadios que durante el Mundial de la FIFA de Brasil 2014", informó el grupo.

El volumen de cerveza vendida por AB InBev aumentó un 0.9% en el segundo trimestre, hasta los 127,632 millones de hectolitros.

En Brasil, donde se encontraba en una situación difícil, "el impacto negativo por las huelgas de camioneros se compensó por los beneficios del Mundial", dijo el grupo poseedor de 500 marcas de cerveza.

El fabricante espera para el conjunto del año "lograr un sólido crecimiento de su beneficio de explotación (EBIDTA) y sus productos, pese a la volatilidad de algunos mercados claves".

Entre abril y junio, su beneficio de explotación alcanzó los 5,568 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 7% respecto al mismo lapso de 2017. Sus ingresos aumentaron 4.7% a 14,014 millones.

AB InBev, que adquirió su competidor británico SABMiller en 2016, anunció también una simplificación de su organización geográfica y una serie de cambios en su dirección.

erp