Los precios del petróleo alcanzaron nuevos máximos de varios años el viernes, cerrando una tercera semana consecutiva de ganancias, gracias a la mejora de las perspectivas para la demanda mundial cuando el aumento de la vacunación contra el Covid-19 ayuda a abrir las economías.

Los futuros del crudo Brent subieron 17 centavos a 72.69 dólares el barril, tras alcanzar su máximo desde mayo de 2019. En la semana, el contrato de referencia subió un 1% por ciento.

Los futuros del crudo estadounidense ganaron 62 centavos a 70.91 dólares el barril, su nivel más alto desde octubre de 2018. El WTI avanzó un 1.9% en la semana.

"La demanda está volviendo más rápido que la oferta y vamos a necesitar más oferta para satisfacer esa demanda", dijo Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijo en su informe mensual que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos como OPEP+, necesitarán aumentar la producción para satisfacer la demanda que se recuperará a niveles prepandémicos a finales de 2022.

"La OPEP+ necesita abrir los grifos para mantener los mercados mundiales de petróleo adecuadamente abastecidos", dijo el organismo de control energético con sede en París.

La AIE afirmó que el aumento de la demanda y las políticas a corto plazo de los países están en contradicción con su llamado para poner fin a la financiación de nuevos proyectos de petróleo, gas y carbón.

"En 2022, el grupo de 24 miembros de la OPEP+, liderado por Arabia Saudí y Rusia, puede aumentar la oferta de crudo en 1.4 millones de barriles por día (bpd) por encima de su objetivo de julio de 2021 a marzo de 2022", dijo la AIE.

El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs dijo que espera que los precios del crudo Brent alcancen los 80 dólares por barril este verano boreal a medida que las vacunas impulsan la actividad económica mundial.

"El despliegue de la vacuna en Norteamérica, así como en Europa, está ayudando a restablecer la demanda al mismo tiempo que la OPEP+ ha frenado la producción", contribuyendo a impulsar los precios del petróleo, dijo Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

rrg