El crudo cerró el martes con leves alzas, tras un incremento de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos que limitó el entusiasmo en torno al esfuerzo liderado por la OPEP para recortar el bombeo global.

El crudo Brent subió 38 centavos y terminó a 55.97 dólares el barril, lejos de un máximo en la sesión a 56.46 dólares, y el crudo referencial estadounidense ganó 27 centavos a 53.20 dólares por barril. El lunes, ambos referenciales perdieron cerca de 2 por ciento.

La mezcla mexicana de exportación cerró con un avance de 0.77% cerrando en 45.71 dólares el barril.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores como Rusia han acordado recortar el bombeo de crudo en casi 1.8 millones de barriles diarios durante el primer semestre del 2017.

El mercado ha mayormente descontado el acuerdo alcanzado en noviembre, lo que deja poco espacio para que los precios abran el rango, dijo Tariq Zahir, gerente de Tyche Capital.

Va a ser necesario un corte del suministro o recortes serios para subir (...) El primer mes la OPEP va a hacer lo mejor que pueda, pero después de eso veremos que nos traen el segundo y el tercer mes , explicó Zahir.

La producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos ha socavado los intentos por reducir la oferta. Desde mediados del 2016 ha crecido 6.5%, a 8.98 millones de barriles de petróleo por día, su nivel más alto desde abril del año pasado.

Si bien el pacto de recortes de la OPEP muestra un cumplimiento del 90%, los inversionistas sospechan que la reducción podría no mantenerse, lo que impediría un impacto mayor sobre los precios.