Por segunda vez en marzo, el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunciaron esta mañana una subasta de 2,000 millones de dólares de coberturas cambiarias.

El anuncio se da tras el máximo histórico que ha tocado la cotización de la divisa verde esta mañana, donde el dólar supera los 24 pesos en ventanilla bancaria, con bolsas mundiales cayendo 5% y el precio del WTI rondando los 25 dólares.

Durante el tercer mes del año, en el que se ha profundizado la turbulencia económica y bursátil, el peso mexicano tocó las 22 unidades por dólar la semana pasada, cuando las autoridades anunciaron la primera subasta de dólares en forwards cambiarios. De los 2,000 millones de dólares en oferta sólo se asignaron 460 millones a nueve postores, es decir, poco más de una quinta parte de los recursos.

De acuerdo con Joel Virgen, Economista en BNP Paribás para México y Colombia, la depreciación que ha mostrado el peso mexicano resulta del fortalecimiento del dólar en el contexto de incertidumbre mundial, el llamado vuelo a activos seguros.

Pero también incorpora el hecho de que el peso mexicano es una divisa profundamente líquida, que es tomada efectivamente por agentes como una especie de cobertura.

A través de su comunicado oficial, el Banxico y la Secretaría de Hacienda comunicaron que estas acciones dan seguimiento a lo establecido por la Comisión de Cambios en el que se incrementa el tamaño del programa de coberturas cambiarias liquidables por diferencia en moneda nacional.

Pasando de un monto de 20,000 millones de dólares a 30,000 millones de dólares de coberturas cambiarias, con el objetivo de mantener un funcionamiento ordenado en el mercado, que se encuentra presionado negativamente por la incertidumbre ante el rápido avance del Covid-19. 

Las autoridades informaron que la renovación del total de los vencimientos de las subastas de coberturas cambiarias se realizarán cuando la Comisión de Cambios lo considere pertinente. En el comunicado se acotó también que se seguirá procurando el anclaje del valor de la moneda nacional de manera oportuna.