El peso se depreció este viernes porque los inversionistas reducían elevadas apuestas a su favor ante mayores probabilidades de un recorte de la tasa clave.

La moneda cerró en 12.7006 a la compra y 12.7010 por dólar, con una depreciación de 0.36% o 4.53 centavos, frente a los 12.6557 pesos del precio referencial del jueves.

El mercado está leyendo la expectativa o al menos la posibilidad de que el Banco de México se puso otra vez del lado de un posible recorte de tasas de interés ", dijo Rafael Camarena, economista del grupo financiero Santander.

Esta semana, un reporte oficial mostró que la inflación de México se desaceleró a un mínimo de poco más de un año, avalando la reciente inclinación del banco central a recortar la tasa clave de interés.

Este escenario se presenta en momentos en que las posiciones netas a favor de la divisa en el mercado de especuladores de Chicago alcanzaron la semana pasada una cifra inédita de 151,665 contratos, activando alarmas entre los inversionistas que podrían optar por liquidar estas apuestas.

"Esta semana vimos que el peso era una de las monedas emergentes que más había ganado terreno (...) podemos estar pensando en una demanda (de dólares) aprovechando los niveles a los que llegó", agregó Camarena.

ros