El banco central de México dejó estable la tasa de interés de referencia en un 4.50%, ante señales de moderación en el ritmo de crecimiento económico y ausencia de presiones inflacionarias.

La tasa interbancaria a un día ha permanecido en ese nivel desde mediados de julio del 2009, en un intento por apoyar la marcha de la economía.

"En México, la actividad económica continuó exhibiendo una trayectoria ascendente, si bien los indicadores oportunos de producción muestran una moderación en su ritmo de expansión", dijo el Banco de México en un comunicado.

"No se observan presiones generalizadas sobre los precios en la economía", agregó.

La autoridad monetaria espera que la inflación oscile entre el 3 y 4% en el 2011 y 2012.

Un sondeo de Reuters divulgado esta semana reveló que la mayoría de los 18 especialistas consultados espera un alza de 50 puntos base en la tasa referencial en el primer trimestre del 2012.

RDS