El peso mexicano seguirá apreciándose frente al dólar estadounidense en el corto plazo, con amplias posibilidades de que se acerque a los 20 pesos por dólar, derivado de la expectativa de un nuevo incremento en la tasa de interés de referencia del banco central.

El Banco de México (Banxico) podría aumentar en por lo menos 25 puntos base su tasa de interés para ubicarla en 6%, en la reunión del próximo jueves, esto con la finalidad de contrarrestar las presiones inflacionarias, coincidieron analistas financieros.

La última encuesta (del 20 de enero) de Citibanamex de expectativas, destacó que dentro del consenso se espera que el Banxico suba su tasa de fondeo en 50 puntos base esta semana y se ve un mayor espacio de alza para este año.

En las operaciones del viernes pasado, la paridad peso-dólar finalizó en un precio de 20.4395 pesos por dólar en negociaciones al mayoreo, que con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (20.5065 pesos), significó una apreciación de 0.33%, aunque durante la semana logró una recuperación de 2.25 por ciento.

Le dio la vuelta

Desde la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el 20 de enero pasado, a la fecha la divisa mexicana registra una apreciación de alrededor de 7%, además de mostrar ya una ganancia de 1% frente a la divisa estadounidense.

El director de Estrategia de Renta Variable de Banco Santander, Arturo Espinosa comentó que uno de los factores fundamentales detrás del fortalecimiento del peso ha sido el debilitamiento del dólar a nivel internacional, pues con respecto a las divisas de sus socios comerciales se ha depreciado alrededor de 3.6 por ciento.

El analista del banco español agregó que la recuperación del peso también se le atribuye a la disminución de la aversión al riesgo a nivel internacional, que permitió una recuperación de los activos mexicanos.

Mencionó que el fortalecimiento de la moneda local también se explica con el posicionamiento del mercado, dado que muchos inversionistas le apostaban a la depreciación del peso, y ahora han cambiado su perspectiva soltando posiciones en dólares.

En días recientes se ha observado una drástica disminución de la retórica proteccionista hacia México, lo cual también ha ayudado al peso a recuperarse , dijo Espinosa.

Por su parte, la directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que existen amplias posibilidades de que el tipo de cambio siga recuperándose en los próximos días, debido al pronóstico de un mayor endurecimiento de la política monetaria.

Dijo que bajo ese contexto, el tipo de cambio podría alcanzar un precio de 20.10 pesos por dólar en los próximos días, y con la perspectiva de que las operaciones muestren un rango de negociación entre 20.10 como nivel mínimo y 20.70 pesos como cotización máxima.

Refirió que nuevamente las posturas especulativas netas contra el peso disminuyeron 2.24%, es decir 1,446 contratos para alcanzar una cifra de 63,208 contratos.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx