Los papeles de J.P. Morgan cerraron el viernes cerca de máximos históricos luego de que el mayor banco del país presentó resultados trimestrales que aliviaron el nerviosismo de los inversionistas.

El índice S&P 500 está muy cerca del máximo de cierre que anotó en septiembre, y el S&P 500 Total Return, que abarca dividendos reinvertidos, llegó a máximos récord, en un repunte tras la liquidación de los últimos meses del año, que llevó al índice referencial peligrosamente cerca de territorio bajista.

Desde entonces, los tres índices principales han registrado sus mejores avances trimestrales en casi una década, pero en abril los inversionistas han estado en modo de espera antes de los resultados corporativos del primer trimestre.

J.P. Morgan reportó utilidades trimestrales mejores de lo esperado, aliviando los temores a que una desaceleración del crecimiento económico pueda afectar sus resultados. El papel subió 4.7% y condujo el avance generalizado del sector bancario.

Otras instituciones financieras estadounidenses con ganancias fueron Goldman Sachs que subió 2.47%, a 207.84 dólares, mientras que Wells Fargo retrocedió 2.64%, a 46.49 dólares.

El Promedio Industrial Dow Jones ganó 1.03%, a 26,412.30 unidades; el S&P 500 avanzó 0.66%, a 2,907.41 unidades, y el Nasdaq Composite sumó 0.46%, a 7,984.16 unidades.

En México, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una ganancia de 0.24% el viernes, con lo cual detuvo la corrección de los últimos tres días. El S&P/BMV IPC cerró en 44,686.06 unidades.