Las acciones de los bancos que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y que pertenecen al principal índice bursátil, el S&P/BMV IPC, registraron pérdidas en mayo.

Los títulos del segundo banco más grande del sistema bancario mexicano, Banorte, registraron la peor caída en el quinto mes del año, al caer 11.05%, a 106.59 pesos.

El segundo sitio en la lista fue para Banco Regional, con una disminución acumulada de 8.12%, a 94.92 pesos en el precio de sus papeles.

El tercer puesto lo ocupó Banco Santander, con un retroceso de 7.58%, a 28.70 pesos.

En el cuarto sitio se ubicó el brazo financiero de Grupo Carso, Inbursa, que tuvo una minusvalía de 5.38%, a 26 pesos.

Banco del Bajío perdió 2.97%, a 37.87 pesos. Por último, la microfinanciera Gentera registró un decremento de 0.29%, a 17.25 pesos.

En conjunto, los bancos que cotizan en el S&P/BMV IPC perdieron en mayo 85,895 millones de pesos de valor de capitalización.

Guerra comercial

El retroceso en los papeles de las emisoras financieras de la BMV se explica por la toma de utilidades; porque en algunos casos no cumplieron los estimados en sus fundamentales, y por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, dijo Benjamín Álvarez, gerente de Análisis Bursátil en CIBanco.

En el quinto mes del año el índice financiero de la BMV tuvo una caída de 7.58%, a 90.42 desde 97.84 puntos.

“En general, pocas empresas se salvan. No es condición propia de los grupos financieros, pero, a partir de la entrega de reportes trimestrales que en algunos casos estuvieron por debajo de lo estimado por el consenso de analistas, iniciaron las caídas de las acciones”, mencionó Álvarez.

Agregó que el aumento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China ha afectado el comportamiento accionario local.

Comisiones suben

El especialista de CIBanco sostuvo que en específico la caída del sector financiero obedece a una toma de beneficios, después de tener un rally bastante interesante, a partir de enero, cuando lograron recuperar lo que habían borrado después de la iniciativa de Morena que pretendía limitar las comisiones que cobran los bancos en México.

En este sentido, los reportes trimestrales reflejan un aumento en el monto de comisiones cobradas por los bancos.

Lo anterior, pese a que en noviembre del año pasado Morena lanzó una propuesta que buscaba prohibir que los bancos continuaran cobrando algunas comisiones, refiriendo que los cobros eran excesivos, incluso comparando las comisiones que son cobradas en algunos bancos en España y en México, resultando casi al doble en territorio mexicano.

Particularmente, Regional presentó en los primeros tres meses del año el mayor incremento, con 20.70%, a 304 millones de pesos, desde los 252 millones del mismo lapso del año pasado.

El segundo banco con mayor incremento en el cobro de comisiones en el primer trimestre del 2019 es Banco del Bajío, con un aumento de 12.89%, a 623 millones de pesos.

Pero el banco que reflejó un decremento en el monto generado de comisiones fue Inbursa, con una contracción de 3.44%, a 1,722 millones de pesos, desde los 1,783 millones reflejados en el mismo periodo del 2018.

De acuerdo con el último reporte de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa a los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la banca comercial obtuvo 108,000 millones de pesos por cobro de comisiones, de los cuales 75% provino de Citibanamex, Banorte, Santander, Bancomer y BanCoppel.

Precisó que 31% de los ingresos de Banorte, 30% de las entradas de dinero de Inbursa y 39% del mismo rubro de Santander provienen del cobro de comisiones.

Ante ello, Amín Vera, director de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital, refirió que las comisiones en México resultan más altas debido a la alta cartera vencida que los bancos llegan a presentar.

De igual manera, Carlos González, director de Análisis y Estrategia en Monex, expuso que la falta de infraestructura en el país genera que los costos por abrir una sucursal en zonas difíciles del país, sobretodo en la parte sur, resulta muy costoso.

[email protected]