Los clientes de los grandes bancos estadounidenses están cada vez más nerviosos por las crecientes tensiones comerciales, pero aún no reducen sus negocios, informaron las firmas después de reportar ganancias mixtas.

Los bancos se encuentran entre las primeras compañías importantes en informar los resultados del segundo trimestre, en lo que se espera que sea una fuerte temporada de ganancias, gracias a los recortes de impuestos y una economía en auge en Estados Unidos.

Sin embargo, una serie de batallas comerciales lanzadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, contra sus principales socios comerciales, incluidos China y la Unión Europea, han opacado las perspectivas generales.

Preocupación

Otra preocupación particular para los bancos es si los beneficios de las mayores tasas de interés de la Reserva Federal están menguando. Las tasas de interés más altas aumentan las ganancias bancarias al permitirles cobrar más por los préstamos. Sin embargo, a medida que las tasas continúan aumentando, los bancos también deben pagar más a los depositantes.

JPMorgan, el banco más grande de Estados Unidos por activos, reportó una ganancia neta de 8,300 millones de dólares, 18.3% más que el año anterior. Los ingresos llegaron a 28,400 millones de dólares, un aumento de 6.5 por ciento.

Sus puntos destacados incluyen aumentos en los ingresos netos por intereses luego de una serie de alzas en las tasas de interés de la Reserva Federal y un aumento en los préstamos en general en comparación con el mismo periodo del año anterior, una señal de fortalecimiento de las condiciones económicas.

Citigroup reportó un aumento de 16% en las ganancias del segundo trimestre a 4,500 millones de dólares por el crecimiento general de los préstamos y los menores pagos de impuestos. Sus dos divisiones principales, banca de consumo global y servicios de clientes institucionales, tuvieron mayores ganancias. Los ingresos llegaron a 18,500 millones de dólares.

Citigroup ha visto un aumento de la actividad dentro de Asia que podría incrementarse aún más si el enfrentamiento entre Estados Unidos y China empeora.

El gran rezagado fue Wells Fargo, que aún no ha encontrado su punto de apoyo después de un escándalo de cuentas falsas que surgió en el 2016, que le provocó numerosas multas, investigaciones del gobierno y demandas legales. Su ingreso neto cayó 11.4%, a 5.200 millones de dólares.

Wells Fargo informó de una caída en los depósitos y préstamos en general. En el lado positivo, la empresa registró un aumento en los ingresos netos por intereses, lo que indica que también se benefició de tasas de interés más altas.

El banco ha remplazado a ejecutivos clave, ha renovado algunas políticas de incentivos salariales para mejorar su administración y ha gastado en marketing para destacar estas mejoras.

Tras el cierre de la Bolsa de Nueva York, las acciones de JPMorgan cayeron el viernes 0.5%, mientras que Citigroup disminuyó 2.2% y Wells Fargo bajó 1.2 por ciento.