Los principales bancos de Estados Unidos reportaron el martes desiguales resultados trimestrales, desafiados por las menores tasas de interés y los problemas del comercio mundial, pero en algunos casos beneficiados del sólido consumo.

JPMorgan Chase, el mayor banco en activos, tuvo ganancias más elevadas en el tercer trimestre debido a los préstamos a consumidores.  Sin embargo, su CEO, Jamie Dimon, ofreció una opaca perspectiva sobre la economía estadounidense; en gran parte atribuida al enlentecimiento generado por la guerra comercial.

Las utilidades también aumentaron en Citigroup, pero cayeron en Goldman Sachs por menores ingresos por servicios de asesoría. Wells Fargo sufrió por los elevados costos legales derivados de sus problemas con las autoridades reguladoras del mercado financiero.

JPMorgan anunció ganancias de 9,100 millones de dólares, 8.4% más que en el mismo trimestre del año pasado. Los ingresos subieron 7.3% a 29,300 millones de dólares.

El aumento de ganancias ocurrió cuando los bancos se enfrentaron al giro de la política monetaria de la Reserva Federal, que en alguna medida afectó al sector. Menores tasas de interés normalmente pesan en las bancos por cuánto afectan sus márgenes de ganancia.

JPMorgan anunció mayores ganancias en préstamos para viviendas debido a que se redujeron los costos de las hipotecas. El banco también aumentó utilidades en tarjetas de crédito y préstamos para comprar autos.

Débil confianza

El crecimiento económico de EU se “enlenteció levemente”, dijo Dimon. “El consumo sigue siendo saludable con aumentos de salarios y gastos a los que se sumaron balances equilibrados y bajas tasas de desempleo”.

En Goldman Sachs, las ganancias del tercer trimestre fueron de 1,800 millones de dólares; 26% menos que hace un año. Los ingresos cayeron 5.6% en la comparación anual y sumaron 8,300 millones de dólares.

El banco sufrió una caída de ingresos en sus servicios de asesoría y aseguramiento de capital; sin embargo, ganó en negocios de corretaje.

Wells Fargo también padeció una caída de ganancias, las cuales bajaron 23.3% respecto al mismo trimestre del año pasado y llegaron 4,600 millones de dólares.

En Citigroup, la ganancia neta subió 6.3%, a 4,900 millones de dólares, y los ingresos aumentaron 1% a 18,600 millones.

Ayer, las acciones de JPMorgan Chase en Wall Street subieron 3.01%, en tanto las de  Citigroup ganaron 1.40% y las de Goldman Sachs rindieron 0.31 por ciento. Los papeles de Weells Fargo ganaron 1.70 por ciento.