Las acciones de los bancos en la Bolsa Mexicana de Valores terminaron la semana pasada en terreno negativo.

Los títulos de Banorte bajaron desde el anuncio de la cancelación del aeropuerto de Texcoco con un retroceso de 16.3%, Banregio 10.3%, Banco del Bajío 8.4%, entre otros.

Los bancos recortaron sus fuertes pérdidas de este viernes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) luego de que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador envió un mensaje conciliador al mercado.

El sector bancario perdió el pasado jueves 82,124 millones de pesos de capitalización de mercado en conjunto.

En la sesión del viernes prevaleció la aversión al riesgo entre los inversionistas.  La emisora más golpeada fue Grupo Financiero Banorte, que llegó a profundizar su caída hasta 12%, extendiendo sus pérdidas del jueves previo cuando retrocedió 11.90 por ciento.

Sin embargo, tras la conferencia del presidente electo se recuperó para finalizar con una baja de 1.43 por ciento.

La misma recuperación se vio en otros grupos financieros como Crédito Real que tras un fuerte descalabro de 9.22% finalizó con una baja de 6.91% y Gentera que retrocedió 4.96 por ciento.

Los bancos que lideraron las ganancias del viernes, tras cotizar en números rojos, fueron Banco del Bajío, que repuntó 5.99%; seguido de Grupo Financiero Inbursa, con 5.49%; BanRegio, con 3.60%, y Grupo Santander, con 1.09 por ciento.

Banorte, el más afectado

Tras el anuncio de la cancelación de la construcción del aeropuerto en Texcoco, la institución más afectada es Banorte.

Los títulos del grupo regiomontano  acumulan una caída de 16%, equivalente a una pérdida de 59,255 millones de pesos en valor de mercado. Hace poco más de dos semanas sus acciones se negociaban en 125.96 pesos cada uno, hoy cotizan en 105.41 pesos.

“Si bien hoy sólo es una iniciativa legislativa sobre la que no hay certeza de que sea aprobada ni en qué términos, la propuesta de reducir o eliminar diversas comisiones bancarias claramente tiene implicaciones negativas sobre las perspectivas de la banca en México”, opinó la directora de Instituciones Financieras de Fitch Ratings para México, Verónica Chau.

La directiva recordó que las comisiones han representado 18%, en promedio, de los ingresos de los bancos en los últimos cinco años, representan una sana diversificación en las fuentes de sus ingresos y han impulsado las utilidades

Mercados nerviosos

Alberto Gómez Alcalá, director ejecutivo de estudios de mercado de Citibanamex, explicó en un reporte que existe preocupación sobre el deterioro institucional que impactó a los mercados. El experto dijo que la propuesta de controlar las comisiones que cobra la banca no es lo relevante, lo es la forma en que se procesó, por sus similitudes con el proceso de cancelación del Aeropuerto en Texcoco, y porque quien lo presenta es el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, y considerado cercano Presidente electo.

El director general de CIFondos, Juan Musi, explicó que los movimientos en la BMV reflejan una cadena de “malas noticias” y es también un llamado a la futura administración a ser más prudentes en sus declaraciones e iniciativas.

“Nada de malo tiene poner en la mesa el tema de si somos un país caro en comisiones bancarias, pero como debe ser se tiene que discutir con el gremio y acordar puntos positivos”, manifestó Musi.

Por su parte, el director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, Carlos Alberto González Tabares, consideró que la señal que se envió es confusa porque no hubo pláticas previamente con el sector.

“Creo que pueden regularse algunos temas de la banca, como ha pasado en su momento con otros sectores. La coyuntura es la que no ayuda porque acabamos de salir de un tema polémico con el aeropuerto y ahora sorprende al mercado con el tema de las comisiones”, expuso en directivo de Monex.

Explicó que las variaciones negativas en el mercado también responden al entorno internacional de incertidumbre por temas como la posibilidad de una alza en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

En su análisis, Citibanamex expone que un cambio en “la regulación financiera, en sí misma, tendría un impacto sectorial bancario, y no sistémico, si se hubiera insertado en un proceso formal regulatorio usual. Lo relevante es la forma en que se procesó.

Citibanamex, después de calificar el anuncio de intempestivo, destacó que “preocupa el inicio de un proceso de desinstitucionalización en el país.

“La forma intempestiva en que se anunció la iniciativa reitera la disposición del nuevo gobierno a adoptar un proceso de toma de decisiones al margen del estipulado institucionalmente, y más en línea con el que usaron para cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, escribió Gómez.

Además continuó, se hizo caso omiso de las reglas institucionales, generó desconfianza más allá del sector bancario. Y el documento de la iniciativa muestra “desconocimiento en la parte técnica, sus fuentes son básicamente noticias periodísticas”.

[email protected]