JPMorgan Chase & Co reportó este martes ganancias trimestrales mejores a las esperadas gracias a mayores ingresos por intereses y un modesto incremento en los préstamos, que más que compensaron la menor actividad de las mesas de operaciones del banco.

El volumen de transacciones en los principales bancos de Estados Unidos ha disminuido porque los inversores se han quedado a la espera de una resolución de la disputa comercial entre Pekín y Washington.

La reducción del diferencial entre los rendimientos de los bonos del Tesoro y las crecientes apuestas por un recorte en las tasas de interés han desafiado la capacidad de los bancos para impulsar sus ingresos.

Los préstamos promedio en el banco más grande de Estados Unidos, sin embargo, se incrementaron un 2%, por debajo del alza del 8% en los créditos a través de tarjetas.

"Continuamos viendo un buen momento en el consumo en Estados Unidos –niveles saludables de confianza, sólida creación de empleo y salarios crecientes– lo cual se ve reflejado en los resultados de nuestra banca de consumo", dijo el presidente ejecutivo, Jamie Dimon, en una declaración.

Los ingresos de la banca de consumo, su mayor negocio, treparon un 22% a 4,170 millones de dólares, compensando el declive de las otras áreas principales del banco.

El total de ingresos netos por intereses, la diferencia entre lo que el banco paga por los depósitos y lo que cobra por los créditos, avanzó un 7% a 14,400 millones de dólares.

Las ganancias generales subieron un 16% a 9,650 millones de dólares. Excluyendo ganancias impositivas, el banco tuvo un beneficio de 2.59 dólares por acción. Los analistas, no obstante, están preocupados por el esperado recorte de tasas de la Fed ya que podría poner más presión sobre los márgenes.

Analistas esperaban ganancias de 2.50 dólares por acción, de acuerdo a IBES de Refinitiv.