Los precios del petróleo subieron más de 4% el miércoles, ante expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los productores aliados extiendan los recortes a la producción, y tras datos oficiales que mostraron un importante descenso en los inventarios de crudo en Estados Unidos.

Los futuros del referencial internacional Brent cerraron la sesión con un avance de 2.69 dólares, 4.42%, a 63.51 dólares el barril.

El contrato West Texas Intermediate en Estados Unidos ganó 2.33 dólares, 4.15%, a 58.43 dólares el barril.

La mezcla mexicana de exportación ganó 3.59% en la sesión para cotizar en 52.78 dólares el barril.

La gasolina estadounidense ganó 2.64%, a 1.6042 dólares el galón.

La OPEP y una alianza de países liderada por Rusia, grupo conocido como OPEP+, podrían aprobar un recorte más profundo del bombeo esta semana, cuando se reúnan en Viena.

Más de la cuenta

Los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron 4.9 millones de barriles en la semana al 29 de noviembre, ante una mayor refinación, refirió la Administración de Información de Energía. Es un descenso mucho mayor a la baja de 1.7 millones de barriles que esperaban los analistas.

Los precios del crudo habían sido limitados por la incertidumbre en torno a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que ha debilitado la economía global y limitado el crecimiento de la demanda de petróleo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que la firma de un acuerdo para poner fin a la disputa comercial entre las dos mayores economías mundiales podría tener que esperar hasta después de la elección presidencial de noviembre del 2020.

Fitch Solutions comunicó que es probable que los precios caigan el año próximo por el aumento de los suministros petroleros, que contrarrestaría cualquier mejora en el crecimiento. Según predijo, el Brent bajará a un promedio de 62 dólares el barril en el 2020 y a 58 dólares en el 2021, comparado con el promedio de 64 dólares de este año.

Petroleras ganan

Las principales ganadoras por el aumento del precio del petróleo fueron precisamente las grandes petroleras que cotizan en Bolsa.

En Brasil, por ejemplo, las acciones de Petrobras en la Bolsa de Sao Paolo subieron 2.35%, a 29.66 reales.

En Estados Unidos, los papeles de ExxonMobil ganaron 1.11%, a 68.65 dólares, mientras que los de Chevron Corporation subieron 0.95%, a 116.94 dólares cada uno.

Asimismo los títulos de ConocoPhillips, también en Nueva York, se apreciaron 2.95%, a 60.63 dólares.

En París, las acciones de Total ganaron 1.23%, a 47.21 euros, y en Londres los papeles de British Petroleum se apreciaron 0.49%, a 472.35 libras esterlinas.

Consecuencias

En un reporte reciente, Monex señaló que el alza en los precios del petróleo podría generar un periodo de volatilidad importante en las emisoras del sector en el corto plazo.

Agregó que el aspecto clave a evaluar hacia el futuro serán las modificaciones a las expectativas de los precios actuales del petróleo, ya que esto podría implicar retos para las empresas a nivel operativo. (Agencias)

A partir del 2020

Ecuador abandona, por segunda vez, a la OPEP

Ecuador participará hoy y mañana en Viena en sus últimas reuniones como miembro de la OPEP tras su anuncio de que abandonará el cártel petrolero en el 2020, una decisión con la que recuperará la libertad de aumentar su producción para intentar mejorar su delicada situación fiscal.

El país, que anunció en octubre su salida oficial el 1° de enero del 2020, es el miembro más pequeño del cártel, con una producción que, entre enero y agosto del 2019, fue de 534,000 barriles diarios, la mayor parte destinada a la exportación.

Se trata de la segunda vez que Ecuador sale de la OPEP, en la que estuvo entre 1973 y 1992 y a la que regresó en el 2007.

Pero los actuales problemas financieros del país, en particular un déficit estimado en 3,600 millones de dólares para el 2019, llevaron al presidente Lenín Moreno a salir del cártel. Este año, el gobierno tuvo que acudir a organismos bilaterales como el Fondo Monetario Internacional para obtener préstamos por casi 10,300 millones de dólares en tres años.

“Como país, necesitamos producir más e incrementar nuestra producción hidrocarburífera en beneficio de los ecuatorianos”, dijo en noviembre Juan Carlos Bermeo, el nuevo viceministro de Hidrocarburos.

Por su parte, Irán, castigado por las sanciones estadounidenses que le impiden vender su petróleo en el extranjero y afectado por una ola de protestas, mantiene su voz dentro de la OPEP pese al declive de su producción de crudo.

Según el último informe mensual que la Organización de Países Exportadores de Petróleo publicó en noviembre, Irán produjo 2.192 millones de barriles al día en el tercer trimestre del 2019, una caída de más de 40% en relación a su nivel de producción del 2017. (Con información de Reuters)

[email protected]