Berkshire Hathaway, el conglomerado del multimillonario Warren Buffett, explicó el fin de semana que sus ganancias trimestrales casi se duplicaron gracias a que su negocio de seguros estuvo muy activo durante la temporada de huracanes.

Las empresas de Warren Buffett se beneficiaron por el recorte de los impuestos que se hizo en EU.

Los fuertes resultados dan a Buffett más flujo de efectivo para seguir invirtiendo a pesar de que en una ocasión dijo que le costaba trabajo encontrar buenas ofertas en el mercado.

Asimismo, le da espacio para recomprar acciones propias por un valor de casi 1,000 millones de dólares, lo cual llevó a cabo entre julio y septiembre.

Sus ganancias operativas en el tercer trimestre del 2018 se duplicaron a 6,880 millones de dólares desde 3,440 millones que esperaban los analistas de Wall Street.

“Éste es din lugar a dudas, uno de los mejores reportes de una empresa estadounidense”, dijo Bill Smead, presidente ejecutivo de Smead Capital Management, uno de los accionistas de Berkshire.

Berkshire Hathaway explicó que sus ingresos netos del tercer trimestre del presente año aumentaron más de 355% a 18,500 millones de dólares, pese a una nueva regla contable que requiere a las empresas que reporten inversiones no realizadas con ganancias.

Buffett dijo que dicha regla puede llevar a resultados “caprichosos” y puede, incluso, engañar a los inversionistas, los cuales “deberían fijarse más en las ganancias operativas”.

Compra acciones propias

Berkshire anunció la recompra de 928 millones de dólares de sus propias acciones en el tercer trimestre del 2018.

La empresa terminó septiembre con 103,600 millones de dólares de efectivo, bonos del Tesoro a corto plazo de Estados Unidos y otras inversiones.

La última gran adquisición de Warrent Buffett fue en enero del 2016, cuando pagó una cantidad de 32,100 millones de dólares por la empresa fabricante estadounidense de partes para aviones, Precision Castparts.

Los resultados de las empresas que administra Berkshire Hathaway también mejoraron para sus segmentos de ferrocarriles, servicios utilitarios y servicios financieros.

Las acciones clase A de Berkshire cerraron a 308,411.01 dólares cada una, teniendo un rendimiento de 3.6% durante el presente año, un poco más que 3.4% de rendimiento del S&P 500.