Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos pasaron a operar en positivo a media mañana de este lunes, después de una caída en el mercado de acciones que llevó a los inversionistas a volver a comprar activos seguros.

El bono a 10 años subía 1/32 en precio y rendía 2.97%, mientras que el papel a 30 años ganaba 1/32 y su rendimiento permanecía casi estable respecto del viernes en 4.18 por ciento.